Nacional

La Agencia Tributaria ingresó 15.651 millones en 2013 por el cobro de deudas, un 10,4% más

Los ingresos del Área de Recaudación de la Agencia Tributaria, que se encarga de la gestión y el cobro de las deudas, alcanzaron los 15.651 millones de euros en 2013, lo que supone un aumento del 10,4% en comparación con el año anterior (14.173 millones). De dicha cuantía, 6.808 millones de euros son por vía ejecutiva (embargos), un 10,1% más que en 2012. Mientras, 8.843 millones corresponden a pagos voluntarios (entre las que encuentran aplazamientos), por encima de los 7.990 millones de un año antes.

Así lo indicó en un encuentro informativo la directora del Área de Recaudación de la Agencia Tributaria, Soledad García, quien destacó que “nuestro objetivo es ingresar, no que se produzcan aplazamientos”, para agregar que el cambio en la normativa en esta materia “ha sido operativo”.

García explicó que el Gobierno impulsó, en el marco de una ley en 2012, medidas para afianzar el cobro de las deudas tributarias. Entre otras, se encuentran la ampliación de la responsabilidad de los sucesores de sociedades, la creación de un nuevo supuesto de responsabilidad subsidiaria o la ampliación de la posibilidad de adoptar medidas cautelares.

Además, para combatir una “bolsa de deuda sin cobrar”, desde enero ha comenzado a funcionar un nuevo esquema de gestión de aplazamientos y fraccionamientos de pago en materia de retenciones. El objetivo es evitar la utilización de los aplazamientos de pago con fines defraudatorios por lo que, con carácter general, se ha dictado la inadmisibilidad de los mismos.

En todo caso, excepcionalmente se pueden hacer esos aplazamientos cuando quede acreditado que la no concesión puede afectar sustancialmente a la capacidad productiva o el nivel de empleo del solicitante.

Tras la puesta en marcha de esta iniciativa, en enero las solicitudes de aplazamientos de autoliquidaciones fueron 116.571 por importe de 373 millones de euros, una cuantía económica un 58,5% inferior a la del mismo mes de 2013.

En concreto, en las grandes empresas el importe por las solicitudes de aplazamientos cayó un 65% en enero y el resto de contribuyentes fue del 55%.

Por otra parte, se produjeron 11.697 derivaciones de responsabilidad en 2013, un 59% más que el año anterior. Además, las medidas cautelares, embargos principalmente, fueron 3.173, por encima de las 2.973 de un año antes.

Las actuaciones de investigación de movimientos de fondos fueron 9.652, un 124% más que en 2012, y el número de personaciones subió un 39%, hasta 3.078.

Los datos de la Agencia Tributaria muestran que las diligencias de embargo superaron a cierre de 2013 los 7,6 millones, frente a los 7,2 del año precedente (+5,4%). Además, desde 2010 éstas han crecido un 58%.

De los 7,6 millones de diligencias, 5,5 fueron de cuentas corrientes (+4,5%), de créditos y valores fueron un millón (+5,8%) y el resto sumaron 934.916 euros (+10,5%).

CAJAS DE SEGURIDAD

A finales de 2013 la Agencia Tributaria desarrolló un “plan especial” de embargos y precinto de cajas de seguridad de las que son titulares deudores ante la Hacienda Pública. El plan afectó a 551 deudores (entre personas físicas y jurídicas), titulares o cotitulares de 542 cajas de seguridad, que mantienen con el Fisco una deuda de 319 millones de euros en fase de embargo.

De las 542 cajas, finalmente se ha procedido al embargo de 357 millones de euros y el importe pendiente se redujo a 187 millones de euros.

Hasta la fecha, se han ingresado 2 millones de euros por efectivo encontrado en las cajas o porque el contribuyente prefiriera pagar la deuda antes de que se abriera la caja. Además, en 17 cajas había joyas y en otras dos objetos de arte, que tienen que ser tasados.

Así, de las 357 cajas restantes, se han abierto un total de 154, otras 106 están pendientes de autorización judicial tras la negativa del titular a su apertura, hay 10 pendientes de apertura tras la autorización judicial y 87 pendientes de localizar a su titular.