Empresas

La ambición por Turquía hace caer el beneficio de BBVA un 11,8%

La entidad perdió 1.702 millones de euros entre enero y septiembre como resultado de la compra de Turkiye Garanti

Los números rojos se han dejado ver en septiembre en la entidad presidida por Francisco González. El grupo BBVA sufrió unas pérdidas de 1.702 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone reducir sus ganancias un 11,8 por ciento respecto al mismo periodo de 2014.

Estas cifras se han visto afectadas por los malos resultados del tercer trimestre, en los que la entidad ha perdido 1.057 millones de euros como consecuencia de la consolidación en la compra del 14,89 por ciento adicional de la entidad turca Garanti.

“Este ha sido un trimestre muy movido que ha generado una revisión a la baja en nuestras expectativas de crecimiento”, ha señalado Carlos Torres Vila, el consejero delegado de BBVA, durante la presentación de resultados.

Pese a este impacto negativo, el resto de márgenes en el grupo siguen creciendo. En este sentido, el margen de intereses acumulado entre enero y septiembre aumentó un 10,5 por ciento, hasta los 12.011 millones de euros, al igual que el margen bruto, que se elevó un 12,5 por ciento, hasta los 17.534 millones, y el neto, que se incrementó un 12,8 por ciento, hasta los 8.510 millones de euros.

No obstante, también llevan la misma tendencia los gastos, que aumentan un 12,2 por ciento como consecuencia de los costes extraordinarios derivados de la incorporación de CataluñaCaixa y a la elevada inflación de distintos países en los que opera el grupo.

España, uno de los países que salva las cuentas

La actividad bancaria en España generó un beneficio de 1.101 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un 32 por ciento más gracias a la incorporación de CataluñaCaixa, que también ha permitido una subida del 10,8 por ciento en el crédito.

En lo que respecta a los ingresos, el margen de intereses se elevó un 5,8 por ciento y las comisiones un 12,3 por ciento. No obstante, también crecieron los gastos de explotación un 11,1 por ciento.

La actividad inmobiliaria, sin embargo, sigue en tasas negativas, con pérdidas de 107 millones de euros en el tercer trimestre, aunque inferiores a los 171 millones del mismo periodo del año anterior como consecuencia de las menores necesidades de saneamientos de crédito y de inmuebles.

Transformación digital

El grupo también ha señalado que a cierre de septiembre los clientes que utilizan los canales digitales crecieron un 21 por ciento, hasta los 14 millones. De estos, 7,6 millones interactuaron a través del móvil. A este ritmo, el banco prevé cumplir con el objetivo de alcanzar 15 millones de clientes digitales al finalizar el año, de los que ocho serían de banca móvil.

Esta transformación también se tradujo en mayores ventas digitales, ya que, según ha señalado Torres Vila, un 23,7 por ciento de los nuevos créditos al consumo se contrataron por estos canales en septiembre.

No habrá efectos por las cláusulas suelo

En relación a la próxima sentencia que la entidad espera sobre las cláusulas suelo, Torres Vila ha sido tajante. “Cualquier eventual revisión que hubiera no nos afectaría”, ha asegurado el consejero delegado, quien también ha explicado que desde mayo de 2013 el banco ha dejado de aplicarlas tras la sentencia del Tribunal Supremo.

En este sentido, Torres ha señalado que el caso ya está resuelto, por lo que ha reiterado que, como asegura la comisión, “las cosas juzgadas deben permanecer y no tiene sentido que se vuelvan a juzgar”.

Cataluña, un mercado “atractivo”

El consejero delegado de la entidad también ha destacado, tras las preguntas de los medios de comunicación, que Cataluña es un mercado “muy atractivo” en el que han hecho una inversión muy importante, por lo que la situación actual “no beneficia a nadie”.

Además, Torres Vila ha asegurado que esta región tiene un peso de entre el 25 y el 30 por ciento en la entidad, en la que existen actualmente tres millones de clientes, de los que 1,5 millones proceden de CataluñaCaixa. “La evolución del negocio en Cataluña está yendo según lo previsto y estamos ganando cuota de mercado”, ha señalado.

Por ello, Torres ha aclarado que lo mejor sería “reconducir la situación” catalana y que este proceso debería articularse a través del diálogo.

Asun Infante