Nacional Política Sectores

La Audiencia de Madrid decide si se mantiene el archivo judicial sobre el incidente de tráfico de Aguirre

Los magistrados de la Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Madrid tendrán que decidir si se mantiene el archivo judicial sobre el incidente de tráfico de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, después de que los agentes de movilidad denunciantes hayan recurrido el sobreseimiento decretado por el juez Carlos Valle.

Fuentes jurídicas han señalado a Europa Press que es probable que la resolución del recurso tenga lugar antes de las próximas elecciones municipales y autonómicas del próximo 24 de mayo. La propia Aguirre se postuló hace unas semanas ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como candidata a la Alcaldía de Madrid.

La defensa de los agentes interpuso hace unos días el recurso de apelación presentado ante la Audiencia Provincial de Madrid. En el recurso se manifiesta su oposición a los argumentos del juez de que no haya indicios de la existencia de un posible delito de desobediencia.

Las contradicciones en las declaraciones entre los agentes de Movilidad y los de Policía Municipal han sido uno de los detonantes para que el magistrado haya cerrado la investigación.

De hecho, en el auto de archivo se expone que se aprecia “una frontal oposición” de las versiones de los agentes de movilidad y la expresidenta de la Comunidad y un “resultado igualmente contradictorio de los medios de prueba” practicados durante la instrucción.

La última diligencia que se realizó en la instrucción fue un careo entre dos policías nacionales y varios agentes de Movilidad ante las contradicciones existentes en sus declaraciones relativas al incidente de tráfico del pasado 3 de abril.

En su declaración, los agentes de la Policía Nacional manifestaron que los de Movilidad nunca les entregaron parte de lesiones, a pesar de que en su día su sindicato denunció que sí lo intentaron.

La propia Aguirre comentó que uno de los agentes de Movilidad manifestó en su declaración que un policía nacional le había impedido presentar el parte de lesiones, algo que la dirigente popular tachó de “mentira”.

Ya en mayo, los médicos forenses determinaron que uno de los agentes que denunció a Aguirre al ser supuestamente golpeado cuando ésta arrancó su vehículo no sufrió lesiones de relevancia penal.

Según los denunciantes, se presentó un parte de lesiones con un certificado médico de la mutua Asepeyo que confirmaba una lesión muscular. De hecho, el policía municipal estuvo varios días de baja, documento que obra también en manos del instructor.

EUROPA PRESS