Empresas

La Audiencia Nacional ordena investigar la venta de 'Valores Santander'

La Audiencia Nacional ha ordenado investigar la comercialización de Valores Santander, algo que pidió un grupo de clientes de este banco y que había desestimado el juez Ismael Moreno. A través de una resolución conocida este lunes, la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia revoca el auto de inadmisión y archivo y ordena al juzgado central de Instrucción 2, que dirige Moreno, que investigue este asunto.

Este magistrado acordó el pasado 14 de abril que no procedía investigar la querella presentada por 90 clientes de la entidad de Emilio Botín por la puesta en circulación de los llamados ‘Valores Santander’. La Sala argumenta “lo que la denuncia mantiene y este tribunal comparte, contrariamente a lo que afirma el auto recurrido, es que hay base fáctica para plantearse, investigar y despejar las dudas q se refieren en la resolución”.

Los magistrados añaden que con acudir a los documentos presentados “se puede en principio sostener que en variados casos no se tuvo conocimiento del tríptico ni de otro documento informativo, a excepción del argumentario de valores, sino, exclusivamente, de lo que manifestaron a los potenciales suscriptores los comerciales (en algunos casos el propio director o subdirector de la sucursal)”. Los jueces destacan que entre los suscriptores hay personas octogenarias, por lo que “es difícilmente imaginable que los que estuvieran en torno a dichas edades quisieran suscribir un producto especulativo, sino rentabilizar un dinero a plazo fijo, que es lo que sostienen que se les ofreció”.

La resolución ve la necesidad de “profundizar” en si los denunciantes que contrataron esos productos (jubilados, pensionistas, amas de casa, un albañil, profesores, funcionarios, administrativos o un arquitecto técnico, entre otros) fueron las personas “idóneas a las que captar para asegurarse la suscripción del producto”.

La Sala se pregunta si estos clientes acabaron contratando ‘Valores Santander’ con el reclamo de que su aportación iba a reportarles “un rendimiento del 7,30%, siendo asimismo factible que esa retribución fuera lo que les moviera a concertar el producto y no quisieron reparar en más”.

Sin embargo, la Audiencia afirma que “ante el abanico de situaciones que pudieron darse”, este proceso de venta de valores “merece ser investigado”. “Es sostenible pensar en base a lo analizado”, apuntan los magistrados, “que varios de los suscriptores del producto valor Santander no estuvieran por la labor de convertir sus ahorros, plan de pensiones depósitos o imposiciones a plazo fijo, en unas acciones (acciones ordinarias de nueva emisión del banco) y que por el banco en cuestión, a través del mismo, dados los perfiles de aquellos (a los q se les busco) no se les suministrara convenientemente la oportuna información sobre el producto cuya emisión suscribieron”.

Servimedia