Política Sectores

La bajada de precios de la energía y el petróleo mantienen a raya la cesta de la compra

El IPC vuelve a tasa negativas del -0,4 por ciento tras decrecer cinco décimas respecto 2014

El Índice de Precios del Consumo (IPC) volvió a tasas negativas del -0,4 por ciento en el mes de agosto, promovido por la bajada del precio de la energía y el carburante. De esta forma, el IPC se redujo cinco décimas en tasa interanual y tres en tasa mensual, el mayor descenso en un mes de agosto en más de 30 años, según los datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El petróleo tiene un fuerte impacto en el avance de los precios ya que, de aumentarse o reducirse, incrementa o disminuye los costes de transporte, que se reflejan en el valor final del producto. Así, el IPC vuelve a tasas negativas después de dos meses en positivo, pues junio y julio habían roto con nueve meses a la baja.

En el caso de Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) también alcanzó tasas negativas del -0,5 por ciento, cinco décimas menos a la tasa registrada en agosto de 2014. En la serie mensual, la cifra se situó en el -0,4 por ciento.

Yasmina Pena