Economía

La banca frena las aspiraciones del Ibex

Spain is different. Hoy que han subido con fuerza las bolsas europeas, el Ibex ha vuelto a ser el más rezagado. Mientras que índices como el DAX alemán (+1,71%) y el FTSE británico (+1,06%) han batido máximos históricos, nuestro selectivo ha escalado un tímido +0,13% mostrando bastante volatilidad a lo largo de la sesión.

Ha finalizado la sesión en los 11.749 puntos, con un saldo acumulado del 1% en la última semana, que recordemos ha sido de 4 sesiones ya que el Lunes de Pascua no abrieron las bolsas europeas. En este tiempo, el índice de referencia bursátil del Viejo Continente, el Stoxx 600, ha repuntado un +3,8% y ha alcanzado máximos históricos.

Ni la renovada debilidad de la moneda única (eurodólar a 1,06) ha sido suficiente para empujar al Ibex. Los bancos ha ejercido una presión bajista que ha venido liderada por caídas en todo el sector bancario español: Banco Popular (-2,09%), Bankinter (-1,83%), BBVA (-0,80%)…

Excluyendo a la banca y algunos valores como Repsol (-0,44%) o Sacyr (-2,14%), el resto de 35 valores del Ibex han finalizado en verde. En las primeras posiciones se han situado empresas como IAG (+2,27%), Arcelomittal (+1,46%) o DIA (+1,60%), que bate máximos.

Durante la jornada han sido pocos los indicadores macroeconómicos que se han publicado. Los más interesantes han sido los correspondientes a la producción industrial de regiones como Francia o España. Al igual que ayer Alemania, las cifras han superado las expectativas.

En los mercados de deuda, las rentabilidades de la deuda pública europea siguen en niveles muy bajos. El bono español a diez años ofrece una rentabilidad del 1,23% y el alemán del 0,15%. En el caso de suiza su deuda con vencimiento en 2015 ofrece rentabilidades negativas del -0,13%.

Wall Street cotiza a unas horas del cierre con avances cercanos al +0,40%, con la operación que pretende llevar a cabo General Electric como principal noticia. El conglomerado industrial ha anunciado su intención de desprenderse de su división financiera, que incluye entre otros activos inmobiliarios por valor de 26.500 Mn$. La firma aspira a que en 2018 su segmento de fabricación industrial suponga el 90% de los beneficios, frente al 58% actual. Otro de los objetivos de la compañía sería llevar a cabo un programa de compra de acciones que alcanzaría los 50.000 Mn$.

La atención de la semana que viene estará monopolizada por la continuidad de las presentaciones de resultados en Estados Unidos y por la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo. En esta ocasión, el mercado no espera grandes anuncios por parte de Draghi. Lo más seguro es que reitere su compromiso de inyectar 60.000 Mn€ mensuales hasta septiembre de 2016 o hasta que la inflación de la zona euro alcance el 2%, un nivel al que desea llegar el organismo.

Self Bank

Foto: GTRES