Destacado Economía Empresas Noticias

La Bolsa echa el freno

Javier Urones

Freno a las bolsas .

El IBEX 35 no logra continuar la buena senda iniciada la semana pasada y repite cierre en la cercanía de los 10.300 puntos. Un discurso algo más “hawkish” de lo esperado por parte de la Reserva Federal unido a la más que complicada relación entre los líderes de Corea del Norte y Estados Unidos ha dado al traste con las esperanzas de muchos compradores en bolsa esta semana. Eso al menos en el Viejo Continente, porque mientras tanto Wall Street se mantiene inamovible en máximos históricos.

La semana en la bolsa española ha ido claramente de más a menos. Tras un buen inicio el lunes y el martes, a partir del miércoles los inversores han ido poco a poco abandonando al mercado a medida que se endurecía la crisis política en Cataluña. Un buen ejemplo de todo ello es el sector financiero en el que entidades como Caixabank y muy especialmente Banco Sabadell han visto como su cotización retrocedía más de un 1,5%, mientras que la del resto del sector, algo más ajena a la vorágine mediática de este conflicto político, subía cerca de un 2%.

Y es que no sabremos si realmente esto se debe a la incertidumbre política o no, pero lo cierto es que el IBEX 35 ha cerrado la semana como el peor selectivo dentro de Europa. El DAX alemán, pendiente de las elecciones de este domingo, ha logrado salvar los números rojos y se anota algo más de un 0,6% en las últimas cinco sesiones. Por su parte Wall Street, que logró a mediados de semana renovar máximos históricos, ha repetido cierre tras la decisión de la Reserva Federal de comenzar a reducir su balance de deuda a partir de octubre.

Los inversores observan, no exentos de miedo eso sí, el conflicto geopolítico entre Estados Unidos y Corea del Norte. La actitud extremamente beligerante de sus dos líderes políticos promete mantenernos en vilo aunque esperemos que poco a poco la tensión comience a disiparse, algo que sin duda daría alas a los parqués a ambos lados del Atlántico.

Nos encaminamos a completar el mes de septiembre, con la sensación de que el IBEX carece de la fortaleza necesaria para conquistar la cota de los 10.500 puntos, próximo nivel relevante y que probablemente vuelva a poner en duda el soporte de los 10.300 la próxima semana. Una vuelta a la normalidad en el plano político ayudaría de sobremanera para comenzar el camino de acercamiento a unos máximos de mayo, que a día de hoy, siguen pareciendo realmente lejanos.