Política Sectores

La brecha entre ricos y pobres alcanza un nuevo récord por la crisis

La desigualdad se incrementó significativamente en España durante la crisis por la destrucción de empleo

La desigualdad entre ricos y pobres ha alcanzado un nivel récord como consecuencia de la crisis, según refleja un informe elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que señala un “importante” aumento de la brecha en los ingresos entre los hogares más y menos favorecidos en España.

“La brecha entre ricos y pobres sigue ampliándose”, afirma la OCDE en un informe que señala con datos de 2013 a Chile, México, Turquía y EEUU como los países con mayor desigualdad, mientras Dinamarca, Eslovenia, República Checa y Noruega mostraban la menor diferencia.

Según la organización, el 10% más rico de la población mundial logra en la actualidad ingresos 9,6 veces mayores que el 10% de los más pobres, incrementándose así la brecha observada en la pasada década, cuando la proporción era 9 a 1 ó de 7 a 1 en los años 80.

“Hemos alcanzado un punto de inflexión”, reconoció en París el secretario general de la organización, Angel Gurría, al señalar que la desigualdad ha alcanzado “su nivel más alto desde que comenzaron los registros”

Así, el informe “Todos juntos: Por qué menos desigualdad beneficia a todos” señala que la riqueza cada vez está más concentrada en la parte alta, acentuando la desventaja de los hogares menos favorecidos.

De hecho, en 2012, entre los 18 países miembros de la OCDE con datos comparables el 40% de los hogares más pobres posee únicamente el 3% de la riqueza, mientras que el 10% más rico controlaba la mitad y el 1% un 18% de la riqueza.

A este respecto, Gurría subrayó que la evidencia demuestra que la desigualdad “es mala para el crecimiento”, por lo que la razón de tomar medidas es tanto económica como social.

“No haciendo frente a la desigualdad, los gobiernos están recortando el tejido social de sus países y perjudicando a su crecimiento a largo plazo”, añadió.

Para reducir la desigualdad e impulsar el crecimiento inclusivo, la OCDE recomienda promover la igualdad de género en el empleo, estimular la inversión en educación, así como la formación a lo largo de la vida laboral.

Fuerte incremento en España durante la crisis

En el caso de España, la OCDE señala que la desigualdad de los ingresos en los hogares se ha incrementado de manera importante en España durante la crisis.No obstante, la OCDE concluye que la desigualdad de la riqueza en España es menor que la media de sus miembros, ya que en España el 10% más rico acumula el 43% de la riqueza total, mientras que el 60% más pobre posee el 20% de la riqueza de los hogares, frente al 13% en la OCDE.

“La desigualdad de ingresos netos disminuyó desde mediados de los años 80, pero aumentó fuertemente entre el 2007 y el 2011, aunque ha experimentado un retroceso en el 2012”, apunta la organización.

En España, los hogares con menores ingresos han sufrido una caída anual de sus ingresos del 13% entre 2007 y 2011, comparado con la bajada del 1,4% entre el 10% más rico.

La organización explica que el aumento de la desigualdad de ingresos del trabajo durante la crisis se debe en España a la importante caída del empleo, que explicaría 6 de los 8 puntos del incremento, mientras que la dispersión de los salarios contribuiría en 2 puntos.