Política Sectores

La brecha salarial aumentó un 3% en los últimos cuatro años

La media española alcanza el 24%, uno de los niveles más altos de la Unión Europea

La diferencia salarial entre hombres y mujeres continúa siendo un tema muy presente en los tiempos que corren. Además, en lugar de descender con el paso del tiempo, aumenta. Asimismo, la brecha salarial ha crecido tres puntos porcentuales en los últimos cuatro años, alcanzando el 24 por ciento en 2013, según los datos publicados por UGT a partir de la Encuesta Anual de Estructura Salarial (EAES).

Este porcentaje está muy por encima de la media europea, que se sitúa en el 16,3 por ciento. A ello cabe añadir que España se encuentra entre los seis países con mayor diferencia salarial, junto Austria, la República Checa, Reino Unido, Eslovaquia, Estonia y Alemania, que superan el 19 por ciento.

La diferencia en el salario bruto anual entre hombres y mujeres pasó del 21,87 por ciento en 2008 al 24 por ciento actual, por lo que una mujer debe trabajar 70 días más que un hombre para obtener el mismo salario. Y es que, al final del año, los hombres cobran una media de 6.160,19 euros más que el sexo femenino.

Una de las causas de esta brecha es la enorme cantidad de mujeres que perciben salarios bajos o muy bajos por su trabajo. Además, según el informe de UGT, su presencia en determinados puestos disminuye en la medida que aumentan los salarios. Esto se refleja en que sólo el dos por ciento de las mujeres perciben una prestación similar a siete veces el Salario Mínimo Interprofesional (alrededor de 4.500 euros mensuales). Y es que el 67,15 por ciento de las mujeres reciben 645,3 euros máximos al mes y de ellas el 13 por ciento está por debajo del SMI.

Además, aumenta también con la edad. El colectivo más afectado es aquel mayor de 65 años que continúa trabajando ya que la diferencia con el sexo masculino alcanza el 41,23 por ciento, es decir, que estas mujeres cobran 12.502 euros anuales brutos menos.

Afecta a todos los sectores

La brecha salarial no es asunto de un sector específico, sino que afecta a todos, principalmente a aquellos feminizados. Y es que la diferencia en los salarios entre personas de distinto sexo aumenta hasta el 33,07 por ciento en las actividades administrativas y servicios auxiliares, y no deja de crecer a pesar de que es un sector en el que la mayoría de los trabajadores son mujeres.

También rebasa el umbral del 30 por ciento en las trabajadoras no cualificadas  y en las de la industria manufacturera, que se sitúa en el 30,89 por ciento. Sin embargo, esta se reduce en función del nivel de estudio de las trabajadoras, aunque sigue siendo elevado. Asimismo, las mujeres técnicas profesionales científicas e intelectuales de la salud y la enseñanza cobran un 14 por ciento menos que los hombres, a pesar incluso de que la presencia de este colectivo aumentó hasta el 70 por ciento en los últimos años.

Sólo cuatro CC.AA. por debajo de la media nacional

En mayor o menor medida, la brecha salarial está presente en todas las Comunidades Autónomas y sólo cuatro se sitúan por debajo de la media nacional, según el informe de UGT. Estas son Canarias (14,79 por ciento), Baleares (15,88), Madrid (21,44) y Galicia (23,37 por ciento).

Por su parte, las más elevadas duplican estas anteriores. De esta forma, Navarra lidera el ranking de regiones con mayor diferencia salarial entre hombres y mujeres ya que alcanza el 30,46 por ciento. A esta le sigue Cantabria con un 28,77 y Asturias con un 27,63 por ciento.

Yasmina Pena