Destacado Economía Nacional

La CEOE critica el aumento de las bases máximas de cotización , mientras UGT lo aplaude

El posible aumento de las bases máximas de cotización entre un 10 y un 12 por ciento ha abierto el debate, y empresarios y sindicatos ya han comenzado a dar sus primeras opiniones después de que la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, comentara en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que este asunto tendrá que ser debatido en el Pacto de Toledo y la mesa de diálago social”.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) estima que las empresas tendrían que pagar hasta 1.761 millones de euros al año si la base máxima de cotización sube hasta un 12%.

Según informó la patronal española, estos incrementos de los costes de la Seguridad Social para las empresas “tendrían un impacto directo en el empleo en un momento en el que, como venimos reiterando, se están comenzado a notar los efectos de la desaceleración económica”.

CEOE calcula que si la base máxima se eleva un 10%, considerando que afecta a un millón de trabajadores, el coste ascendería a 1.467 millones, y con un incremento del 12% la cifra subiría hasta los 1.761 millones.

Además, según la organización, los empresarios españoles son quienes pagan más por cotizaciones a la Seguridad Social en la Unión Europea tanto en porcentaje del PIB como en porcentaje de la recaudación impositiva.

En concreto, la media de Europa no supera el 8% en términos de PIB y el 20% en términos de recaudación, mientras que, en España, la primera ratio se sitúa en el 8,2% y la segunda en el 24,7%.

Si se compara con los principales países europeos, en Alemania y Holanda las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo de los empleadores suponen un 6,6% y un 5,2% del PIB, respectivamente, inferiores a la cifra de España. En cambio, Francia supera a España, mientras que en Bélgica e Italia tienen niveles similares a España.

UGT

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, afirmó este viernes que la subida de las cotizaciones más altas es “un camino que todo el mundo esperaba, que veníamos planteando desde el sindicato desde hace unos años, que es imprescindible y que situaría el sistema de Seguridad Social español a la altura de los países del entorno europeo”.

En declaraciones previas al acto con motivo del aniversario de la Asociación de Ayuda Mutua de Inmigrantes en Catalunya, AMIC- UGT, Álvarez opinó sobre el aumento de la base máxima de cotización que podrían llevar a cabo el Gobierno, según avanzó el jueves la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

El líder de UGT consideró que “el tope en España es muy bajo, 45.000 euros; en Francia lo tienen situado en 100.000, por ejemplo”. Para Álvarez, la medida “sería una línea positiva, teniendo en cuenta que tendremos que acabar de discutirlo en la mesa de diálogo social sobre las pensiones, planteando que convendría situarlo de cara a 2019 y hacer un escalado que permita a las empresas y a la sociedad visualizar cómo va a ser el destope y en cuánto tiempo lo vamos a hacer, porque es absolutamente necesario para mantener equilibrado el sistema de pensiones”.

En este sentido, manifestó que la medida “se tendría que dar un tiempo suficiente para que las empresas lo vayan asimilando y tiene que ir acompañada de un destope de las pensiones más altas, de tal manera que la base más alta de la pensión suba a la hora de cobrar y hacer un reajuste del sistema”.