La CEOE rebaja una décima su previsión de crecimiento para España hasta el 2,1%

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha empeorado en una décima su previsión de crecimiento del PIB español en 2019, hasta el 2,1%, y prevé que el ritmo de avance de la economía española se siga moderando al 1,8% en 2020.

Así lo recoge CEOE en su informe trimestral sobre la economía española, en el que justifica estas previsiones por un menor crecimiento del empleo y de las exportaciones, junto con la incertidumbre sobre el proceso de consolidación fiscal y el aumento de los costes empresariales.

Apunta que en España, los principales focos de riesgo sobre estas previsiones se encuentran en la esfera política por la incertidumbre que genera la situación en Cataluña, el anticipo de las elecciones y la formación de gobierno posterior.

Respecto al mercado laboral, CEOE prevé que el ritmo de creación de empleo se sitúe en el 2% en 2019 y en el 1,8% en 2020, con la creación de casi 400.000 empleos este año en términos EPA y 355.000 en 2020. Con ello, la tasa de paro se situaría en el 13,8% en 2019 y caerá hasta el 12,4% en 2020.

En este punto, la patronal española precisa que hay que tener en cuenta que sobre estas previsiones “predominan los riesgos negativos, por el incremento de los costes laborales para las empresas en 2019”, entre los que citó la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y de las bases máximas y mínimas de cotización. En la remuneración por asalariado, CEOE pronostica un 1,8% este año y un 1,7% el próximo.

Por su parte, la inflación en media anual se situará en el 1,1% en 2019 y repuntará al 1,3% en 2020.

El informe también prevé que la demanda interna continuará como el principal motor del crecimiento, aunque moderará su aportación positiva al PIB en 2019 y 2020, donde la inversión en construcción se erigirá como el componente más dinámico. La inversión empresarial verá minorado su ritmo de avance ante el aumento de la incertidumbre y el incremento de los costes laborales, incluido el aumento de la presión fiscal.

El documento señala que el consumo privado ralentizará su ritmo de crecimiento en 2019, hasta situarse en el entorno del 2%. El menor avance de la creación de empleo, junto con cierta recuperación de la tasa de ahorro, lastrarán el incremento del gasto de las familias. No obstante, las favorables condiciones financieras y la moderación de la inflación apoyarán al consumo, si bien no compensarán el menor empuje del empleo.

En lo que respecta al sector exterior, CEOE anticipa un crecimiento de las exportaciones “difícilmente sostenible, en un entorno de incertidumbre y desaceleración económica a nivel global y por la pérdida de competitividad”.

Las importaciones también mostrarán una evolución más moderada, en línea con el menor crecimiento de la demanda nacional, con lo que la aportación del sector exterior será menos negativa que en 2018.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies