Empresas

La Comisión Europa investiga el trato fiscal a McDonald´s por parte de Luxemburgo

Otras compañías como Apple o Amazon en otros países también han sufrido este proceso

El trato a la empresa norteamericana McDonald´s en Luxemburgo está en entredicho. La Comisión Europea ha iniciado una investigación exhaustiva a este pequeño país, que intenta arrojar luz sobre un presunto trato fiscal favorable a la compañía de comida rápida por parte de las autoridades luxemburguesas. Todo ello iría en contra de la normativa europea común que intenta evitar tratos de favor a algunas compañías respecto a otras –recogido en el artículo 107, apartado 1, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

El proceso comenzó en verano de 2014, cuando la Comisión Europea comenzó a recabar información sobre el asunto. Dos resoluciones fiscales han desencadenado este fenómeno. Gracias a ellas, desde el año 2009, McDondald´s  Europe Franchising no ha facturado ningún importe en concepto de impuesto sobre sociedades en este país – a pesar de que los beneficios son cuantiosos-.

Las resoluciones del conflicto

La primera fue aprobada en marzo de 2009 por parte de las autoridades competentes luxemburguesas. En un primer momento, McDonald´s Europe Franchising, y según lo dispuesto en esta resolución, no debía pagar el impuesto sobre sociedades en Europa, ya que la sede fiscal de esta filial se encontraba en Estados Unidos.

El problema surge cuando en el país norteamericano, debido a su legislación en esta materia, no reconoce la presencia fiscal de la compañía en su país. En un intento de aclarar la situación, McDonald´s pidió al poder  luxemburgués una segunda resolución.

Y esta nueva disposición llegó en el mismo año, en el mes de septiembre, pero se volvió a ratificar que los ingresos del gigante de alimentación rápida no estaban sujetos a  la imposición fiscal de Luxemburgo. Sin embargo, también, se confirmó que tampoco debían ser pagados en Estados Unidos.  Ahí se vuelve a repetir el problema.

Ante esta cuestión, la multinacional ya ha mantenido varias conversaciones con las autoridades luxemburguesas y ha alegado que desde su punto de vista su filial, McDonald´s Europe Franchising, “sí, constituye un establecimiento permanente” en Estados Unidos –teniendo en cuenta la legislación del país europea”; pero que no sucede lo mismo en Estados Unidos, ya que su actividad empresarial no es suficiente para que se tenga en cuenta como “establecimiento permanente”, si se tiene en cuenta la disposición legal del propio país.

No es el primer caso

Mediante una nota de prensa, la Comisión Europea asegura que busca comprobar si “en Luxemburgo concedieron a McDonald’s una ventaja de la que no gozaron otras empresas que se encontraban en una situación de hecho y de derecho comparable”.

Lo cierto es que no es la primera vez que ocurre una situación similar. De hecho, la Comisión Europea ha abierto, ya, otras investigaciones de este tipo en otros países y con grandes empresas. Algunos ejemplos de ello son: Apple y su situación en Irlanda, Amazon en el propio país centroeuropeo y el sistema de resolución de beneficios extraordinarios de Bélgica.

Adrián C. D´Aniello