Empresas Sectores

La Comisión Europea presenta nuevas medidas por la seguridad energética

Estas medidas buscan terminar con la situación de dependencia en la que se encuentra la Unión

La seguridad energética se ha convertido en un tema primordial para la Comisión Europea, por ello ha presentado este martes un paquete de medidas sobre seguridad energética con el cual se pretende equipar a la Unión Europea en su camino hacia la transición energética mundial, lo que se convertiría en un sistema de defensa frente a posibles interrupciones del suministro de energía, según ha informado la propia Comisión a través de una nota de prensa.

Maros Sefcovic, vicepresidente responsable de la Unión de la Energía ha declarado en este sentido que “la estrategia de la Unión de la Energía, lanzada hace un año, prometía ofrecer a los Estados miembros una energía segura, sostenible y competitiva”.

Ámbitos de actuación

Un paquete de medidas que se ajusta al acuerdo universal sobre cambio climático que se aprobó a nivel internacional, por parte de los principales dirigentes mundiales, el pasado 12 de diciembre en París. Por lo que la energía limpia se convertirá en una de las piedras angulares en la que se basarán las nuevas medidas.

Entre los sectores modificados se encuentran el reglamento sobre la seguridad del suministro de gas, la decisión sobre los acuerdos intergubernamentales en el sector de la energía,  la estrategia sobre el Gas Natural Licuado (GNL) o la estrategia de calefacción y refrigeración.

Del comunicado se desprende que la dependencia actual del exterior en gas es demasiado alta, por lo que la capacidad de resistencia de sus mercados ante posibles interrupciones del suministro de gas debe crecer.

“Tras las crisis del gas de 2006 y 2009, que dejaron sin calefacción a millones de personas, dijimos “¡Nunca más!”. Pero las pruebas de resistencia realizadas en 2014 mostraron que aún somos demasiado vulnerables ante interrupciones prolongadas del suministro de gas. Además, las tensiones políticas que se están desarrollando en nuestras fronteras son un áspero recordatorio de que el problema no va a desaparecer sin más”, habría declarado el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete al respecto.

Por otro lado, preocupa que la Unión Europea se haya convertido en la entidad mundial que más GNL importa del mundo, alcanzando el 43 por ciento del total mundial. Para acabar con este tipo de situaciones descompensadas, la Comisión Europea, dentro de la Estrategia de la Unión de la Energía, ha presentado este paquete que busca transformar el sistema de calefacción y refrigeración de los edificios e industrias europeas, que funcionan con combustible fósiles en un 75 por ciento del íntegro de los casos.

La idea es eliminar los obstáculos en la transformación de los edificios y su descarbonización, todo por el bien de los ciudadanos europeos y la seguridad energética.