Sectores

La compra de deuda compensa los tipos negativos para la banca

El Banco Central Europeo reconoce que los efectos que tienen tipos de interés negativos en la rentabilidad de la banca son compensados por la compra de deuda, tanto pública como privada. Lo dice en su Informe Anual, publicado esta mañana.

Concretamente, explica que a pesar de que éstos pueden reducir la rentabilidad de los bancos “no se debe perder de vista otros efectos compensatorios beneficiosos asociados con los programas de compras de deuda y los instrumentos de política monetaria expansiva”. De hecho, algunos bancos han incrementado su rentabilidad tras el comienzo de la compra de deuda pública y privada.

En el informe, la entidad europea asegura que estos instrumentos mejoran la capacidad de los solicitantes de un préstamo de devolver sus deudas, algo que tiene efectos positivos en los balances de los bancos ya que mejoran la calidad de sus activos y reducen las necesidades de provisiones. A ello hay que unirle la subida general de los precios de dichos activos, que se ha visto impulsado por la política monetaria expansiva, la cual genera apreciaciones en los balances.

Efectos variables

Sin embargo, el efecto de las compras puede variar en la rentabilidad de las entidades bancarias según los países porque depende de las características del sistema bancario.

Los bancos centrales nacionales y el propio BCE comenzaron a comprar grandes cantidades de deuda pública y privada de la zona euro, adquiriendo también a partir del mes de diciembre deuda emitida por las administraciones regionales y locales de la eurozona. De hecho, hasta abril el BCE ha adquirido deuda pública por valor de 652.022 millones de euros.