Sectores

La compraventa de viviendas nuevas sufrió un desplome del 40,9%

La crisis impulsó la comercialización de inmuebles usados, que crecieron un 32,8 por ciento

La compraventa de viviendas nuevas se desplomó un 40,9 por ciento en marzo de 2015 respecto al mismo mes del año anterior, según el informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En total, se intercambiaron 6.597 inmuebles a estrenar, que representa el 24,2 por ciento del total. El efecto contrario protagonizó la vivienda usada, que creció un 32,8 por ciento y supone el 75,8 por ciento de las compraventas totales.

Según el régimen de protección, los dos tipos de inmuebles crecieron respecto a marzo de 2014. Las viviendas libres lo hicieron un 1,4 por ciento y las protegidas un 8. En términos generales, las primeras suponen el 89,7 por ciento de las transacciones frente al 10,3 de las segundas.

Por tipo de fincas, las urbanas representan el 81 por ciento del total frente al restante 19 por ciento de las rústicas. Las primeras experimentaron un aumento del 2,9 por ciento  respecto a 2014, aunque el crecimiento más notable fue el de las fincas rústicas, cuya compraventa aumentó un 10,1 por ciento.

En total, se transmitieron 143.761 fincas inscritas en la propiedad procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente, un 3,8 por ciento más que en marzo del pasado año. De ellas, el 42,6 por ciento fueron fincas registradas, el 24,2 fueron heredadas, el 2,71 recibidas por donación, un 0,46 por permuta y un 30,14 a través de otros procedimientos.

Por Comunidades Autónomas, las que registraron una mayor tasa de variación en la compraventa de viviendas fueron Asturias con un 39 por ciento, Galicia con un 18,3 y Castilla y León con un 13,6 por ciento. En el sentido contrario se encuentran las Islas Baleares (-21 por ciento), La Rioja (-20) y Extremadura (-18,8).

Yasmina Pena