Empresas Sectores

La concesión de crédito sigue sin remontar

Las tasas moderan su ritmo de caída pero continúan en descenso

El crédito al sector privado residente en los negocios en España descendió en febrero de 2015 un 5,9 por ciento en tasa interanual para el conjunto de las entidades de depósito. Esta tasa de caída supone una continuación en los descensos observados en los últimos años, aunque sigue todavía en índices negativos.

Según los datos publicados por el Banco de España en el Informe de Estabilidad Financiera, el crédito a familias descendió en diciembre de 2014 un 4,8 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior. Esta moderación en el ritmo de descenso se observó tanto en el concedido para adquisición de vivienda, como el destinado a otros fines. Así, el crédito hipotecario cayó un 4,1 por ciento, mientras que el concedido a otras actividades se redujo en un 9,1 por ciento.

El crédito a empresas no financieras descendió un siete por ciento en 2014, lo que supuso una tasa ligeramente menor a la observada en trimestres anteriores. En lo que se refiere a las compañías que se dedican a actividades inmobiliarias y de construcción, el crédito también se redujo en un 16 por ciento en tasa interanual, siendo estas las que siguen mostrando las tasas de caída más elevadas.

En relación a las compañías que desarrollan actividades distintas a las de construcción e inmobiliarias, el crédito descendió un 1,5 por ciento, lo que supone una moderación en la caída con respecto a las tasas observadas en 2013, cuando se redujo un nueve por ciento.

En este sentido, el Banco de España apunta que los datos relativos a los volúmenes concedidos apuntan en la dirección de “una mejora en la evolución del crédito”. Aun así, en términos agregados, se espera que en los próximos meses continúe el proceso de “reducción de endeudamiento de familias y empresas en términos relativos, aunque a diferente velocidad”.

Los activos dudosos bajan por primera vez desde la crisis

El año 2014 ha sido el primero, desde que comenzó la crisis, en mostrar un descenso interanual de los activos dudosos, cuya variación mensual presenta valores negativos en todos los meses del año. De hecho, los datos más recientes relativos a los dos primeros meses de 2015 confirman la tendencia.

Este descenso ha posibilitado, además, una evolución favorable de la ratio de dudosos del sector privado residente a lo largo de 2014. Los últimos datos, correspondientes a febrero de 2015, muestran una tasa del 12,8 por ciento para el conjunto de las entidades de depósito, lo que supone una caída de casi un punto porcentual con respecto a la misma fecha del año anterior.

La ratio de dudosos en los préstamos a familias para adquisición de viviendas se mantiene prácticamente en los mismos niveles, con un descenso de una décima entre 2013 y 2014, aunque con una caída más visible en el resto de créditos, que pasan de un 12,3 por ciento a finales de 2013 a un 11,9 por ciento en el mismo mes de 2014.

Por su parte, en las empresas financieras la ratio de dudosos desciende, en mayor medida, para las que desarrollan actividades inmobiliarias y de construcción (35,6 en diciembre de 2014 frente a un 37,3 por ciento un año antes). En el conjunto del resto de empresas, las caídas son mucho más moderadas, pasando de un 14,7 por ciento en 2013 a un 14 por ciento en el año 2014.