Sectores

La confianza del consumidor cerró 2015 en máximos históricos

La mejor valoración de la situación económica y el incremento de las expectativas han hecho que la confianza del consumidor cerrase 2015 en máximos históricos. Concretamente, se situó en el último mes del año en los 107,4 puntos, casi tres puntos por encima del índice registrado en el mes de noviembre, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Además, está 16,8 puntos por encima de los datos registrados en el mismo mes de 2014.

Por su parte, la media anual se sitúa escasos ligeramente por debajo, en los 102,9 puntos, aunque es muy superior a la del resto de años de la serie y supera, por primera vez, los 100 puntos.

Esto se debe a que la situación actual del país vuelve a ser positiva gracias a que la índice económico creció 30,2 puntos respecto a 2014, las opciones que ofrece el mercado de trabajo aumentó 19,6 puntos y la percepción de los hogares lo hizo 13,6 puntos. Respecto al mes de noviembre, el Índice de Confianza del Consumidor se situó en los 95,2 puntos, uno por encima del registrado en el mes de noviembre debido al comportamiento muy homogéneo de todos sus componentes. En concreto, la valoración económica aumentó 0,9 puntos, la percepción de las posibilidades de trabajo 1,1 y la situación de los hogares un punto.

Respecto al índice de expectativas, la valoración mensual alcanza los 119,6 puntos, 4,7 puntos más que en el mes de noviembre. Esta ha sido posible gracias a la coherente evolución de sus componentes con el incremento del índice, aunque presenta diferentes intensidades. Asimismo, la percepción de la situación de los hogares aumentó dos puntos, la relativa al empleo 5,9 y la económica 6,3 puntos. En términos interanuales, la percepción de la situación económica creció 19,1 puntos, la valoración de los hogares 9,1 y las posibilidades de trabajo 17,7 puntos.

Por otro lado, no cabe olvidar la evolución de las expectativas referentes al ahorro, que crecen un 10,8 por ciento en términos interanuales; los valores de consumo de los bienes duraderos lo hicieron un 8,8 por ciento; y el temor a la inflación creció 2,2 puntos porcentuales respecto a diciembre de 2014, mientras que en tasa intermensual decreció un 3,9 por ciento.

Retroceso en el cuarto trimestre

Aunque el Índice de Confianza del Consumidor ha crecido durante los tres primeros trimestres del año, diciembre ha sufrido un pequeño retroceso. Asimismo, ha perdido 1,8 puntos respecto al trimestre anterior porque el índice de situación actual descendió 4,5 puntos y las expectativas lo hicieron cuatro décimas.

Aun con todo, aumentó respecto al mismo periodo de 2014. Concretamente lo hizo un 19,5 por ciento debido a que la situación actual mejoró un 25,5 puntos porcentuales y las expectativas lo hicieron 15,1 puntos.