Sectores

La confianza del consumidor desciende tres puntos por la inestabilidad política y el paro

La incertidumbre política y la elevada tasa de paro llevan a que la confianza de los consumidores se reduzca tres puntos en el cuarto trimestre respecto a los dos precedentes. Sin embargo, aumentó 9,9 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2014, según el Estudio Global de Confianza de los Consumidores, elaborado por la consultora Nielsen. Esta inestabilidad se traslada también al nivel de optimismo sobre el futuro del país y su situación personal, aunque el lado positivo es que tampoco desciende.

Por otro lado, la primera preocupación es la seguridad en el empleo, un aspecto que quita el sueño al 20 por ciento de los encuestados. Esta es una respuesta muy diferente a la de otros países como Francia y Gran Bretaña, cuya principal preocupación es el terrorismo.

Atendiendo al consumo, el 70 por ciento continúa modificando sus hábitos de compra para ahorrar. Este ahorro lo consiguen mediante dos vías: el 63 por ciento a través de la luz y el gas y un 60 por ciento recortando en salidas de ocio. La situación mejorará y los españoles no renunciarán a uno de sus mayores pasatiempos, salir de casa, por lo que sólo el 22 por ciento de los encuestados seguirán recortando en esta partida.