Sectores

La confianza del consumidor recupera la pérdida de octubre y se sitúa en los 104,6 puntos

Se sitúa cerca de los máximos históricos de julio y agosto de este año

La confianza del consumidor vuelve a coger impulso en noviembre y recupera gran parte del descenso en experimentado en el mes de octubre, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) elaborado por el CIS. De esta forma, alcanza los 104,6 puntos, 4,8 más que en octubre, y se sitúa cerca de los máximos históricos de julio y agosto de este año.

Respecto a los índices de hace un año, crece 21 puntos, un avance que continúa siendo importante aunque las ganancias han sido mayores en términos absolutos (crece 23 puntos).

El perfil de la evolución se muestra muy similar porque los tres perfiles analizados están cerca de los 100 puntos. Asimismo, el ICC aumenta 20,1 puntos como resultado del crecimiento del 24,4 por ciento en la valoración de la situación actual y del 16,5 por ciento en las expectativas.

El índice de variación de la situación actual se sitúa en los 94,2 puntos, 4,8 por encima de la tasa registrada en el mes de octubre. Este es un avance que afecta a la valoración del mercado de trabajo que crece cuatro puntos; del hogar, con un crecimiento del 4,3 por ciento y la situación económica, que lo hace un 6,1 y vuelve a situarse por encima de los 100 puntos. Respecto a noviembre de 2014, la evolución ha sido muy positiva porque la valoración sobre la situación económica creció 30,2 puntos, la relativa al mercado de trabajo 25,5 y, en menor medida, la valoración de la evolución de los hogares aumentó 13,3 puntos.

Por su parte, las expectativas suman 114,9 puntos al aumentar un 4,7 por ciento respecto a octubre, por lo que recupera todo el descenso registrado en octubre y vuelve a situarse en máximos históricos. Es una evolución positiva en sus tres componentes, aunque con pequeñas diferencias. Respecto al mes anterior, las expectativas situación futura del mercado de trabajo aumenta 6,5 puntos, 4,6 las relativas a la economía general y 3,2 las expectativas de los hogares.

Finalmente, las expectativas en relación a los precios, tipos de interés, posibilidades de ahorro de los hogares y la compra de bienes duraderos ha seguido una evolución coherente. De esta forma, las expectativas de ahorro crecieron 2,3 puntos, las de los bienes de consumo duraderos siete décimas, cuatro la referente a los precios y las expectativas sobre los tipos de interés decrecen 1,2 puntos.

Yasmina Pena