Destacado Economía Nacional Política

La Coordinadora de Agricultores y Ganaderos (COAG) planta cara a recortes de la PAC

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) considera “inaceptable” el recorte del 5% en el presupuesto de la Política Agraria Común (PAC) anunciado por la Comisión Europea en la propuesta de perspectivas financieras comunitaria para 2021-2027, ya que si se tiene en cuenta la inflación el recorte anunciado supondría una pérdida real del 16,6% de las ayudas.

Además, en una nota de prensa, COAG afirma que el marco presupuestario presentado es “a todas luces insuficiente” para abordar las nuevas exigencias, compromisos y retos planteados en la comunicación de la Comisión Europea sobre el futuro de la PAC, la alimentación y la agricultura tras 2020.

“Resulta contradictorio e incoherente que para dar respuesta a las principales demandas de los ciudadanos europeos (lucha contra el cambio climático, seguridad alimentaria, conservación del medio ambiente, economía circular o desarrollo del medio rural), la UE proponga una nueva reducción del apoyo comunitario a las agricultores y ganaderos”, añade.

“La implementación de las nuevas medidas supondría mayores costes en las explotaciones agrarias y por lo tanto se hace más necesario que nunca una mayor dotación presupuestaria para mantener la viabilidad de las pequeñas y medianas explotaciones”, subraya Miguel Blanco, secretario general de COAG.

Además, COAG critica que en un contexto de recortes no se plantean medidas de priorización de las ayudas en favor de los activos agrarios, “hombres y mujeres del campo que trabajan directamente en la explotación, generan empleo y fijan población en el medio rural”, y no haya elementos novedosos de apoyo a la incorporación de jóvenes al sector agrario.

Por último, echa en falta medidas de regulación de los mercados, defensa de la preferencia comunitaria y protección de los parámetros de calidad y seguridad alimentaria del modelo de producción europeo frente a importaciones.

“Al contrario, se ahonda en mayor liberalización con acuerdos de libre comercio con terceros países para facilitar la entrada de empresas mercantiles y fondos inversión ajenos al sector que acaban desplazando a los verdaderos agricultores y ganaderos profesionales”, lamenta Blanco.