Mercado Deportivo

La decimonovena Copa del Rey se viste de blanco

Jueves blanco de celebración para todos los madridistas, que ayer veían como su equipo se hacía con la decimonovena Copa del Rey de su historia. Tal era la euforia, que no dudaron en acompañar a sus ídolos en Cibeles hasta bien entrada la madrugada en una auténtica fiesta de luz y sonido.

Más de 20.000 aficionados festejaron junto a la diosa la victoria ante el Barcelona en Mestalla por dos tantos a uno.  Pero sin duda, el momento cumbre de la celebración llegó hacia las cuatro de la mañana, cuando la expedición blanca hizo su aparición en un autobús descapotable al grito de ‘Campeones’.

Uno a uno, los jugadores, visiblemente emocionados, fueron llamados a la pasarela que rodeaba la Cibeles.  ¿El más esperado! El capitán Iker Casillas, que con la canción ‘We are the Champions, fue el encargado de vestir la fuente con una bandera de España y el escudo del Real Madrid. Estas eran sus impresiones:

Al filo de las cuatro y media de la madrugada, el equipo volvía al autobús para colocar, en la vitrina del Santiago Bernabéu, esa decimonovena Copa del Rey. Ahora, la afición blanca sueña con hacerse también con la Liga BBVA y la Liga de Campeones en lo que sería el primer triplete de su historia.