Política Sectores

La depreciación del euro eleva la competitividad de la economía española

El ITC se redujo un 6,7 por ciento frente a los países de la OCDE

La economía de España registró en el segundo trimestre del año una ganancia en la competitividad exterior frente a la Unión Europea y a los países de la OCDE. Esta ganancia fue promovida, principalmente, por la depreciación del euro frente al resto de monedas, y por el retroceso de los precios españoles frente a la media de los precios del resto de los países de la UE.

Calculando el Índice de Tendencias de Competitividad (ITC) con los Índices de Precios al Consumidor, competitividad de nuestro país frente a la unión europea disminuyó un 1,5 por ciento interanual debido al descenso del 1,1 por ciento en el índice de los tipos de cambio y a la bajada de cuatro décimas del índice de precios relativos al consumo. De esta forma, acumula siete trimestres consecutivos de ganancia de competitividad.

Frente a los países con los que compartimos la misma moneda, el índice de competitividad se redujo siete décimas gracias al mayor descenso experimentado por los precios de consumo españoles frente a la menor caída en la medio de los precios de los países de la zona euro.

En el caso de la OCDE, España acumula cuatro trimestres consecutivos ganando competitividad. De esta forma, el índice de competitividad cayó un 6,7 por ciento frente al conjunto de estos países debido al retroceso de seis puntos del índice del tipo de cambio, aumentado por la disminución del 0,8 por ciento del índice de precios relativos.

Frente a los países de la OCDE que no pertenecen a la zona euros, el índice de competitividad bajó un 10,8 por ciento por la depreciación del euro, viéndose reflejado en la caída del 10,1 por ciento del índice del tipo de cambio.

Finalmente, el ITC cayó en 15,4 puntos frente a los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) por la disminución del 4,7 por ciento en el índice de precios relativos y del 11,3 por ciento del índice de tipo de cambio. Esta es la primera vez desde 2012 que España gana, durante cuatro trimestres consecutivos, competitividad sobre este conjunto.

Yasmina Pena