Política Sectores

La Diputación de Sevilla no detectó irregularidades en contratos del área de carreteras tras una investigación

Una investigación interna abierta por la Diputación de Sevilla tras la segunda fase de la operación Madeja, en la que la juez Mercedes Alaya investiga posibles dádivas a cambio de la concesión de contratos de mantenimiento a empresas como Fitonovo y Fiverde, no detectó irregularidades en la tramitación de expedientes del servicio de carreteras al que pertenece Carlos Podio, cuyo despacho y puesto de trabajo está siendo registrado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el marco de la tercera fase de esta operación.

Así lo ha informado este martes en un comunicado la propia Diputación, en el que asegura que “pone todos sus medios a disposición de la Justicia para el total esclarecimiento de los hechos” relacionados con la operación Madeja a raíz del registro motivado por un auto de la juez que instruye el caso, Mercedes Alaya.

En la nota, la Diputación explica que, tras la aparición de informaciones en los medios de comunicación a finales de 2013 que “relacionaban al funcionario Carlos Manuel Podio Lora con la operación Madeja”, abrió, a instancias de su presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, “una comisión interna de investigación para analizar los expedientes relacionados con el servicio de Carreteras, adscrito al Área de Cohesión Territorial de la Diputación”.

“CONFORME A LA NORMATIVA ESTATAL”

Una vez finalizada la comisión interna de investigación, creada en diciembre y que desarrollo su trabajo por espacio de tres meses, el servicio de contratación de la Diputación concluyó que “todas las tramitaciones de los expedientes de adjudicación de contratos en el servicio de Carreteras son conformes a la normativa estatal”, subraya el comunicado.

Según fuentes de la Diputación consultadas por Europa Press, el funcionario Carlos Podio, cuyo despacho está siendo registrado por la UCO, se reincorporó a su puesto “hace unos días” después de cerca de un “año de baja por enfermedad”.

Agentes de la UCO se han personado a primera hora de este martes en la Diputación de Sevilla a fin de practicar una entrada y registro dentro de la tercera fase de la operación ‘Madeja’, en la que la juez Alaya investiga si el exdirector del área de Vía Pública del Ayuntamiento de Sevilla y exasesor del grupo socialista Domingo Enrique Castaño, entre otros, pudo recibir dádivas a cambio de la concesión de contratos municipales de mantenimiento a empresas como Fitonovo y Fiverde.

La entrada en la Diputación se produce después del análisis llevado en torno a distinta documentación relacionada con Fitonovo y en ella se ha efectuado un registro en el despacho y el puesto de trabajo del responsable del departamento de Carreteras en la Diputación, Carlos Podio.

 

EUROPA PRESS