Empresas La buena noticia del día

La empresa familiar se muestra más optimista sobre la situación económica

Las empresas familiares han mejorado su valoración sobre la situación económica en España hasta 6,39 puntos (sobre un máximo de 9) en este ejercicio 2018, frente a los 5,88 puntos en que se encontraba hace un año.

Así se desprende de la encuesta realizada a los asistentes de la Asamblea del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), organizada en Barcelona, en la que se ha dado respaldo al nombramiento Francisco J. Riberas como presidente de la organización.

Baja del 7% al 2% el porcentaje de encuestados que prevén un crecimiento frágil de la economía española a corto y medio plazo, a la vez que se eleva del 80% al 85% los que apuntan un aumento moderado de la actividad con una limitada creación neta de empleo.

Por su parte, se mantiene en el 13% aquellos que consideran que habrá un aumento rápido de actividad con una intensa creación de puestos de trabajo.

El 37% de los encuestados considera que su empresa aumentará plantillas en los próximos doce meses, frente a un 42% que dicen que las mantendrán y un 13% que las reducirán. Otro 8% semana que la plantilla dependerá de la demanda.

En lo que se refiere a las previsiones sobre las ventas de sus empresas, un 67% de los encuestados estiman que éstas aumentarán, un 30% que serán similares y un 3% que se reducirán.

NUEVO PRESIDENTE

Riberas, que sustituye en el cargo a Ignacio Osborne y es presidente ejecutivo de Gestamp, reivindicó la aportación “clave” que las empresas familiares han realizado durante la crisis, creando y manteniendo puestos de trabajo e invirtiendo a pesar del riesgo y, “todo ello, gracias a un fuerte compromiso con su tierra y una visión siempre a largo plazo”.

La Asamblea del IEF se celebró en Barcelona, “la ciudad en la que se fundó el Instituto hace ya 26 años, y en Cataluña, cuna de excelentes empresarios, muy bien representados en nuestra casa”, recordó Riberas.

Según un comunicado del IEF, su nuevo presidente señaló que la “fuerte crisis económica que hemos sufrido desde 2008 ha ocasionado graves problemas a muchas familias de este país y se ha generado un clima propicio para que la demagogia y los nuevos populismos culpen a las empresas de todos sus problemas”.

En este sentido, subrayó que “es fundamental que la sociedad conozca que todas las empresas que están hoy aquí representadas fueron en su día también ‘start-ups’, que tanto prestigio y reconocimiento social tienen hoy”.

“Unas ‘start-ups’ que tuvieron éxito y que, gracias a la visión y al esfuerzo de los empresarios que las dirigían, han generado miles de puestos de trabajo y bienestar para muchas familias. Algo que hay que cuidar y defender y no atacar”.