Empresas Noticias Sectores

A la empresa turística española le cuesta salir de España

La consolidación del sector turístico en España como motor económico y su condición de referente a nivel mundial no es fruto de la casualidad. Tanto el sector privado como la Administración llevan apostando de forma clara por el turismo desde hace unas cuantas décadas. De hecho fue a finales de 2002 cuando desde el que hoy conocemos como Ministerio de Industria, Energía y Turismo nace la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas, S.A. (SEGITTUR). Su objetivo dar respuesta a cualquier inquietud que tengan las más de 1.000 empresas turísticas españolas que cada año cruzan las puertas de alguno de sus despachos situados en la madrileña Calle Orense, 58.

Con la sonrisa característica del saber “que algo debemos estar haciendo bien” Antonio López de Ávila, presidente de Segittur, y su equipo hacen “lo imposible” para promocionar España como destino turístico y continuar ayudando a las pymes y micropymes del sector turístico español a emprender, internacionalizarse e innovar.

El sector del turismo es un sector que nace internacionalizado per se, sin embargo a las empresas españolas del sector turístico les cuesta internacionalizarse, ¿explíqueme esta paradoja?

Efectivamente, el sector turístico per se es un sector internacional, desde el momento en el que se vende un producto o un servicio turístico a una persona que no es residente en el país, automáticamente se está exportando. A la empresa española no le cuesta trabajar con el sector internacional dentro de España; le cuesta salir de España. La barrera del idioma es todavía es importante, aunque bien es cierto que poco a poco se va superando y cada vez son más las empresas españolas del sector turístico con presencia en los países asiáticos. Además, hasta el nacimiento de Segittur, las empresas españolas se encontraban desorientadas a la hora de establecerse en los mercados internacionales.

Sin embargo si existía Icex… 

Es cierto, pero en el caso del turismo los empresarios se quejaban de que desde las oficinas comerciales de Icex no se terminaba de entender el modelo de desembarco propio del sector. El turismo es un ámbito con muchas particularidades; en las oficinas comerciales no entendían bien el modelo de negocio del sector turístico y nosotros aportamos ese conocimiento.

¿En qué se concreta valor añadido aporta Segittur dentro de ese particular modelo de internacionalización? 

El conocimiento que tenemos del sector nos permite contribuir organizando misiones comerciales específicas, generando nuevas oportunidades de negocio. Además acompañamos y abrimos las puertas en los procesos de licitación internacional. En este sentido trabajamos tanto el programa público como privado y les ponemos en contacto con posibles socios en destino e inversores que les puedan ayudar.

Desde Segittur también se da respuesta a esa necesidad de financiación tanto para emprender como para crecer e internacionalizarse a través de la línea Emprendetur…

Así es. Emprendetur ha financiado más de 100 empresas de jóvenes emprendedores por un importe de más de 20.000.000 de euros, que están devolviendo. – Antonio sonríe satisfecho- Les llamamos nuestros emprendetures. El éxito de su empresa es nuestro éxito e incluso llegamos a convertirnos en sus socios comerciales, tanto aquí como fuera de España.  Financiamos los buenos proyectos (muchos de ellos no tendrían financiación bancaria al uso) al 0,9 por ciento  de interés sin necesidad de aval para jóvenes; en el caso de empresarios se les aplica el mismo tipo pero sólo se les exige un aval del 36 por ciento sobre el importe total. Además, para completar el círculo este año hemos puesto en marcha Emprendetur internacionalización, una línea de 23 millones de euros también al 0,9 por ciento para todos aquellos proyectos que quieran salir al exterior.

Una de las apuestas de Segittur son los destinos turísticos inteligentes ¿en qué consisten los destinos turísticos inteligentes?…

Es la evolución del modelo turístico español, incorporando cuatro elementos diferenciales: innovación, aplicada a cualquier ámbito de desarrollo; tecnología, que nos permite desarrollar un conocimiento sobre el territorio antes de que el turista llegue al destino, durante su visita y después de su estancia; sostenibilidad medioambiental, en su sentido más amplio; y accesibilidad, para que ese nicho de mercado de 200 millones de personas en Europa tenga facilidades para salir de viaje. Esto nos permite conocer al turista con el objetivo de desestacionalizar y desterritorializar el marco del destino turístico, impulsando el turismo de interior.

¿Cómo impactará en el ámbito de los negocios locales?

Aunque por el momento al estar en fase piloto no disponemos de datos concretos, estamos convencidos de que impactará de forma muy positiva ya que el conocimiento que, a través de la aplicación Smart Destination, tendremos del turista nos permitirá que ayudemos al comercio local a que le entiendan mejor y, por tanto, orienten su producto y su negocio a dar respuesta a sus necesidades.

¿Qué proyectos tiene Segittur para 2015?

El más importante es desarrollo del sistema de inteligencia turístico en España, tenemos datos del comportamiento en el territorio, de movilidad, de gasto con tarjeta, redes sociales, etc… que nos permiten entender mejor qué es lo que hacen los turistas en España, por qué nos eligen y qué es lo que dicen de nosotros después.

Asusta un poco el hecho de que nos tengan tan controlados…

Los datos son totalmente anónimos, son perfiles de países, de edades, perfiles socioculturales en definitiva… No nos interesa la persona que está detrás, no aporta valor.

¿Cuál es el nuevo perfil del emprendedor turístico?

Gente joven entre 28 y 35 años con un perfil universitario, mucho conocimiento de tecnología y cada día con más conocimiento del modelo de negocio desde el punto de vista innovador. Además he de decir que cuando nos vienen a contar sus modelos de negocios y sus planes nos están enseñando, nos ayudan a nosotros a ser mejores.

A pesar de los buenos datos del turismo en 2014, tanto en número de visitantes como en gastos en general, sí se ha producido una caída en el gasto medio de los europeos, especialmente en el caso de Alemania, ¿cuáles cree que han sido las causas?

No podemos hacer una valoración concreta, lo que si es cierto es que el europeo está más acostumbrado a viajar con un presupuesto más controlado y no se sale de ahí. Sin embargo el Estadounidense, chino y ruso suele improvisar más en los gastos, especialmente en el ámbito del lujo.