Opinión

La falta de crédito a empresas y la financiación alternativa

Nadie puede ocultar que existe en la actualidad un grave problema de acceso al crédito que sufren especialmente las empresas y que ha desembocado en el aumento de nuevas fuentes de financiación no bancarias destinadas para ellas.

Sin embargo, y a pesar de la aparición de operadores alternativos, España sigue dependiendo de la financiación que proviene directamente de la banca. Lamentablemente estamos muy por detrás de países con sistemas financieros más avanzados, como Estados Unidos, donde tan solo el 20% de la financiación que reciben las empresas proviene de entidades financieras.

Entre estas nuevas formas de financiación alternativas que están surgiendo para complementar a la financiación bancaria, encontramos los fondos y sociedades mercantiles que ofrecen créditos o préstamos de forma privada. Esta nueva financiación empieza a despegar en España, aunque hoy en día tan solo representan una ínfima parte del total de los préstamos que piden los negocios.G

Otra de las opciones donde las empresas pueden encontrar recursos alternativos son los mercados de capitales públicos. Con todo, el intento de crear un mercado abierto de renta fija para pymes no ha logrado despegar en España, ya que cuenta con la desventaja de no estar al alcance de todas las empresas debido al tamaño de las emisiones.
Lo mismo ocurre con los fondos de deuda que están surgiendo, siendo los más asentados los de gran tamaño, que están únicamente destinados a financiar grandes operaciones. Tanto los fondos como los mercados públicos de renta fija no están adaptados a la configuración y tamaño de las empresas españolas.

Ante esta situación de restricción de crédito y viendo que las diferentes alternativas financieras no encajan con las pequeñas y medianas empresas españolas, en Bravo Capital nos presentamos como una alternativa real de financiación para los negocios, ya que financia capital circulante sin excluir a ningún sector y sin cantidades mínimas por operación.
La propuesta de Bravo Capital encaja con las necesidades financieras de nuestras pymes. Además de emisiones privadas de bonos y pagarés de volúmenes pequeños, ofrecemos diferentes fórmulas de financiación, como el factoring o confirming, estructurado de una forma ágil y rápida para las empresas españolas.

Por ello, estamos convencidos de que somos la opción que elegirán las empresas que necesitan financiación para crecer. Esa es nuestra razón de ser.

Mario Pérez, Analista de Bravo Capital