Política Sectores

La FED apoya a Antonio Garamendi en las elecciones a la Presidencia de CEOE de diciembre

La Federación Empresarial de la Dependencia (FED) apoyará al vicepresidente de Cepyme, Antonio Garamendi, en las elecciones a la Presidencia de la CEOE, que tendrán lugar el 17 de diciembre, y a las que también concurrirá el actual presidente, Juan Rosell.

Así lo ha trasladado el presidente de la FED, José Alberto Echevarría, tras mantener este martes un encuentro con Garamendi y constatar “la coincidencia en el diagnóstico” de la situación de la CEOE, a la que ven con un “deterioro progresivo” de su imagen y del papel institucional que debe jugar.

Ambos empresarios también comparten la crítica sobre una “debilidad manifiesta” de la patronal en la negociación de cuestiones fundamentales como la ley básica de Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación, la formación continua, el anteproyecto de la ley de mutuas o el aumento en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Para Echevarría, es preciso un “cambio de liderazgo” que permita afrontar los grandes retos a los que se enfrenta la CEOE, y añade que Juan Rosell “no solo no tiene capacidad de liderazgo, lo que ha causado una pérdida del papel que debe jugar la institución en beneficio de otras organizaciones, sino que su visión de la patronal es errónea, ya que en los últimos años ha apostado por un modelo de ‘lobby’ anglosajón, cuando la CEOE debe seguir siendo una confederación de organizaciones empresariales, no de empresas, y velar principalmente por la buena salud y los intereses de sus miembros”.

Según el presidente de la FED, la CEOE ha de ser la “sociedad civil” que España necesita en estos momentos de “convulsión política”, y afirma que esta visión y “falta de liderazgo” se traduce, según Echevarría, en una “pésima negociación” de cuestiones básicas, como la ley de cámaras de comercio, “que recoge una representatividad y funciones que colisionan con las organizaciones empresariales”.

También critica la negociación de las formación continua, en donde las organizaciones empresariales deben tener, a su juicio, “un papel protagonista de los fondos y éstos han de ser finalistas”, dado que son las empresas las que pagan la formación de sus trabajadores, como así se realiza en el resto de Europa.

Por último, Echevarría también menciona el anteproyecto de la ley de mutuas, a través del cual estas entidades dejan de ser asociaciones privadas de empresarios para estar “intervenidas” por las administraciones públicas o la subida en las cotizaciones sociales, que “agrava” la situación de las empresas.

La FED, fundada en el año 2006, está integrada por 17 patronales autonómicas, que representan 150.000 plazas residenciales, 28.000 plazas en centros de día, 230.000 beneficiarios de ayuda a domicilio y 315.000 usuarios de teleasistencia.

 

EUROPA PRESS