Destacado Economía

La gran banca española supera con nota los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea

Santander, BBVA, Caixabank y Sabadell superaron hoy con nota las pruebas de esfuerzo practicadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), y de las que quedó fuera Bankia al encontrarse en proceso de integración con BMN .

A diferencia de otros exámenes y en línea con el criterio fijado en 2016, la EBA no suspende ni aprueba a los bancos aunque el mercado considera que el capital de máxima calidad de las entidades debería alcanzar, al menos, el 5,5% para atender con solvencia un escenario de crisis agravada. En aquellas entidades con ratios inferiores podría ejercer presión para que refuerce sus colchones.

Todos los bancos españoles rebasaron y casi duplicaron dicho umbral. Bajo el escenario de crisis agravada planteado por la EBA, el Santander mantendría aún en el 2020 un ratio CET1 transitorio del 9,72%; BBVA lo situaría en el 9,25%, Caixabank en el 9,11% y Sabadell en eL 8,40%.

En el capital más exigente o CET1 fully loaded (con los requisitos exigibles en 2019 en plena carga) el Santander aún destaca con un ratio del 9,2% en 2020 y sufriría una merma del ratio de 1,6 puntos porcentuales desde el 10,8% contabilizado a finales de 2017. Le sigue en ratio CET1 fully loaded Caixabank, con un 9,1%, pese a reducirse en 2,50 puntos porcentuales frente al 11,7% que tenía en 2017; BBVA, con un 8,8% que se ve reducido en 2,2 puntos porcentuales frente al 11%, y Sabadell, con un 7,6%, es el que mayor impacto encaja con la prueba porque partía de la mayor tasa, situada en el 12,8%, pero le resta 5,2 puntos porcentuales el ejercicio.

MENOR IMPACTO QUE EN LAS ENTIDADES DE LA UE

“Los resultados de las entidades españolas muestran un grado de resistencia considerable, pues alcanzan unos niveles de capital satisfactorios en el escenario adverso. Ello se debe en parte a la mejor situación de partida de las entidades, que han avanzado en el saneamiento de sus balances y han incrementado sus niveles de CET1 fully loaded en relación a ejercicios anteriores”, subrayó el Banco de España en una nota.

La caída media de los niveles de capital en el escenario adverso es menor a la observada además para las entidades en el conjunto de la muestra europea, señala.

En el conjunto de las 48 entidades analizadas el ratio medido sufre una caída de 4,20 puntos porcentuales desde el 14,2% contabilizado de media en los balances de 2017 sometidos a las pruebas de tensión, de forma que el CET1 fully loaded medio de los bancos examinados queda en el 10,1%.

Se considera que las pruebas son más duras que en otras ocasiones porque pone a prueba los balances bajo un hipotético escenario donde la economía de la Unión Europea sufriría una contracción acumulada entre 2018 y el ejercicio 2020 del 2,7% (caería un 1,2 y 2,2 en 2018 y 2019 y solo repuntaría un 0,7% al siguiente ejercicio).

El desempeño apuntado del Producto Interior Bruto (PIB) supone una desviación a la baja del 8,3% en el trienio respecto a las previsiones oficiales, frente al 7% aplicado en el anterior test de estrés.

El escenario agravado proyecta cómo se deteriorarían además los activos bajo la hipotésis de que el precio de los inmuebles residenciales colapsase un 19,1 y los comerciales un 20% en dicho trienio, y el paro aumentase a la vez un 3,3%.

El examen de la EBA ha puesto a prueba la resistencia de 48 entidades, aquellas con balances mínimos de los 30.000 millones de euros, y que cubren el 70% del total de activos gestionados por bancos en la eurozona. En el caso de España afecta solo a cuatro entidades y Bankia se ha quedado fuera al encontrarse en pleno proceso de absorción de BMN, y al haberse establecido en anteriores test la exclusión de entidades en procesos de integración.

Alemania destaca con el mayor número de entidades escrutadas, con ocho; mientras que la lista no incluye entidades de Grecia ni de Portugal. Entre los parámetros analizados se ha incluído el impacto potencial a la salida de Reino Unido de la Unión Europea.