Empresas Sectores

La gran banca gana cerca de 8.000 millones de euros hasta junio

Los seis mayores bancos españoles, Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Popular y Bankia, han ganado 7.989 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un aumento del 48,2 por ciento respecto al mismo periodo de 2014, debido especialmente a las menores provisiones y a la mejora del negocio.

La entidad financiera que mayores ganancias ha logrado entre enero y junio ha sido el Santander, que registró un beneficio de 3.426 millones de euros, con un aumento del 24 por ciento.

El banco presidido por Ana Botín ha destacado que ha logrado incrementar el beneficio en los diez principales mercados en los que opera, especialmente en sus tres grandes mercados: España, Reino Unido y Brasil.

Así, el negocio y los ingresos crecieron por encima del 12 por ciento, un 7 por ciento sin el efecto del tipo de cambio, lo que unido a una reducción de las dotaciones del 5 por ciento (9 por ciento sin el efecto de tipo de cambio), lleva a que el beneficio atribuido ordinario del semestre aumente un 24 por ciento, variación que sería del 16 por ciento sin el impacto de las divisas.

Por detrás se coloca el BBVA, que obtuvo un beneficio atribuido de 2.759 millones de euros entre enero y junio de este año, lo que supone multiplicar por más de dos las ganancias contabilizadas en el mismo periodo de 2014, gracias a las plusvalías extraordinarias generadas por la venta de una participación en el banco chino CNCB y la aportación a las cuentas de Catalunya Banc (CX).

Sin contar los resultados de estas operaciones corporativas, el beneficio creció un 52,9 por ciento interanual en la primera mitad del año, hasta 2.031 millones debido al fuerte impulso de los ingresos típicamente bancarios.

En el tercer puesto del ranking por ganancias se sitúa Caixabank que ha cerrado la primera parte del año con un beneficio de 708 millones de euros, un 75 por ciento más, como consecuencia de la fortaleza del negocio bancario, la mejora de la calidad de los activos y la solidez financiera.

La incorporación de Barclays ha impulsado el crecimiento del margen de intereses (+12,6 por ciento), los ingresos por comisiones (+10,4 por ciento), los créditos sobre clientes (+7,3 por ciento) y los recursos de clientes (+9,1 por ciento), lo que se suma a una “intensa actividad comercial” que ha permitido aumentar el margen bruto un 21,7 por ciento, hasta 4.564 millones.

Por su parte, Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 556 millones de euros en el primer semestre de 2015, lo que representa un 11,5 por ciento más que el obtenido en el mismo periodo de 2014, debido al crecimiento del margen neto y la contención del nivel de provisiones.

La bajada de morosidad que viene registrando Bankia desde hace seis trimestres permitió reducir el volumen de dotaciones a provisiones hasta los 430 millones de euros en el semestre, un 23,8 por ciento menos.

A continuación se sitúa el Banco Sabadell, que logró un beneficio neto de 352,2 millones de euros en el primer semestre, un 55,3 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, tras destinar 1.749,1 millones a dotaciones ordinarias para insolvencias y provisiones de la cartera de valores e inmuebles, todo ello después de adquirir el británico TSB Banking Group.

El banco presidido por Josep Oliu ha aumentado todos sus márgenes (el de intereses un 20,7 por ciento, el bruto un 10,3 por ciento y el margen antes de dotaciones un 16,1 por ciento), mientras que ha reducido la ratio de morosidad, hasta el 10,98 por ciento –el 9,01 por ciento incluyendo TSB–.

Por último, el Popular registró un beneficio neto de 188 millones de euros durante el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 7,2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Durante esta primera parte del año, el Popular, que ha batido el consenso de los analistas, constituyó provisiones netas por importe de 734 millones de euros, un 33,9 por ciento menos que un año antes.

Europa Press