Nacional

La historia de Doña Manolita

La popular lotera Doña Manolita nace en Madrid en 1879. A los 25 años funda, junto a sus tres hermanas, su primera Administración en la calle Ancha de San Bernardo, 18. Se casa con un rejoneador ya retirado que se une a ella en la labor de sacar adelante el nuevo negocio. El establecimiento no tarda en ganar popularidad debido a ser uno de los que más premio reparte, los principales afortunados son los estudiantes de la entonces Universidad Central de Madrid. La fama comienza a extenderse por toda la capital, y doña Manolita se convierte en un icono de la suerte.

En alguna ocasión es nombrado por la prensa que dice: “El marido de doña Manolita, agraciado lotero, ha jurado ya una y mil veces a los periodistas que no sabe quiénes pueden ser los favorecidos por la suerte”. Doña Manolita ocupó portadas y portadas. En ocasiones, los reporteros que le realizaban la entrevista, aprovechaban para fotografiarse junto a la popular lotera.

Algunos consideran que ha pactado con el diablo para poder repartir tanta suerte. Aquellos periodistas que la entrevistan hablan de ella como una mujer guapa, corpulenta, simpática y de buen talante.

En 1931 se traslada a la Puerta del Sol, esquina con la calle del arenal, y a la calle Gran Vía 31. Doña Manolita, una mujer luchadora, no abandona su local a pesar de las previsiones funestas para el año 1937. La guerra y sus secuelas hacen que la lotera pierda dos terceras partes de su clientela. Además, el establecimiento sufre impactos de bombardeos y los obuses arrancan los escaparates del local. Es ahora cuando Doña Manolita valora solicitar un puesto en la estación de Metro debido a las circunstancias.

La diosa de la suerte fallece el 7 de mayo de 1951 a los 72 años y la sede de la Puerta del Sol recibe el nombre de “Hermana de Doña Manolita”, y pasa a su hermana Carmen, quien legará en su hijo. En 1973 la regenta doña Carmen Gálvez de Pablo, sobrina de Doña Manolita, pero finalmente es vendida a otra familia en el año 1987.

En 2011 la conocida administración anuncia que se traslada al lugar donde sigue a día de hoy, la calle del Carmen, que sigue con filas de horas y horas para comprar Lotería de Navidad desde principios de noviembre.

Se trata de una figura aún recordada, tanto es así que cuenta con dos himnos a su persona. Uno de ellos “Mañana Sale”, compuesta por Quintero, León y Quiroga para el espectáculo “Puente de Coplas” de Concha Piquer. La segundo composición llega de la mano de Josep María Bardagí y Joaquín Sabina bajo el título “A la sombra de un león”.

Odina Sanz Barnola