Política Sectores

La hucha de las pensiones se rompe y pierde más de 8.600 millones en 2014

Tomás Burgos confía en que la mejora del empleo reducirá ‘el pellizco’ este año

Deficitario y cada vez más. Como ya adelantó Diario Financiero el pasado 23 de enero, la fisura de la hucha de las pensiones se parece cada vez más a una brecha por la que el año pasado se perdieron 8.686,85 millones de euros. Con esta nueva disposición el Fondo de Reserva de la Seguridad Social cerró 2014 con una cuantía total de 47.721 millones, o lo que es lo mismo, un 15,40 por ciento menos que en 2013 (56.408,17 millones). Y lo anterior en términos de valor de mercado, ya que si atendemos al precio total de adquisición la merma con respecto al año anterior es de un 22,53 por ciento (12.109 millones de euros menos).

El colchón cada vez más hundido del Fondo de Reserva se debe a las sucesivas disposiciones que se han realizado para “garantizar el pago puntual de más de nueve millones de pensiones y su correspondiente revalorización”. En 2014 se tuvieron que sacar de la hucha 15.300 millones de euros mientras que las dotaciones apenas ascendieron a 279. Una situación “necesaria” que se extenderá durante los próximos años y hasta que “recuperemos por completo el equilibrio presupuestario” tal y como ha explicado a lo medios de comunicación el secretario de Estado de Seguridad Social Tomás Burgos.

Una estrategia rentable

Aunque discutida en un principio, la estrategia de invertir en deuda pública española, le ha salido bien al Gobierno. Los 2.504.200.000 euros invertidos en el Tesoro Español, han arrojado unos rendimientos netos de 2.911 millones de euros en 2014, un 30 por ciento más que el año anterior. De hecho la rentabilidad que obtuvo el fondo fue del 11,85 por ciento casi cinco puntos superior a la media del total de planes de pensiones.

Sin embargo, y a pesar de la buena gestión del Fondo de los últimos años, las pensiones del futuro están en riesgo. La confianza de Tomás Burgos en la recuperación del empleo y la mayor recaudación por cotizaciones no será suficiente, según los expertos. Los 2,3 millones de parados de larga duración y el desempleo juvenil se han convertido en el gran lastre de la economía española. Una rémora a la que se suma un previsible incremento de la temporalidad, que generará un mayor número de cotizantes pero con menores aportaciones al sistema. Ante estas circunstancias Europa viene dando la señal de alarma desde hace varios meses y pide más. En concreto que se tomen medidas adicionales en materia laboral en estos ámbitos.

Reforma del sistema de cotización

Entre las tareas pendientes del Gobierno está la reforma del sistema de pensiones, una reforma que podría iniciarse en el sistema de cotización de los autónomos. El colectivo lleva pidiendo desde hace varios meses que se desarrolle un sistema que permita cotizar en cuatro tramos diseñados según los ingresos reales de los trabajadores por cuenta propia. De hecho con este sistema, además de dejar respirar a muchos autónomos que “no llegan”, el 75 por ciento de los más de 3, 1 millones de activos cotizarían por importe superior a la base mínima de 884,40 euros sobre la que lo hacen ahora.