Noticias

La inmediatez informativa es la mayor amenaza del periodismo actual

El frenético avance de la tecnología ha provocado que los periodistas se sientan presionados por el ritmo impuesto en las redacciones de los medios de comunicación.

La tecnología llegó a nuestras vidas como elemento primordial para la realización de todo tipo de tareas. En el terreno periodístico, la tecnología fraguó una estrecha relación que dura hasta nuestros días. ¿Pero puede la tecnología haberse convertido en un problema para la profesión periodística?

La Agencia de Comunicación Cohn & Wolfe ha elaborado el pasado mes de octubre un informe sobre cómo viven los periodistas el nuevo escenario tecnológico. La compañía ha realizado una encuesta a 100 periodistas de los distintos medios españoles. La empresa atribuye como obstáculos en el desarrollo de la labor periodística: la inmediatez informativa y la presión por la monetización de contenido.

Según el informe, el 54% de los encuestados se siente presionado con el nuevo ritmo de trabajo que impone la inmediatez para elaborar contenidos desde el punto de vista de nuevos formatos (branded content, hipervínculos, etc.)

Por otro lado, el 95% de los periodistas encuestados piensa que no están lo suficientemente formados en contenidos digitales para desarrollar su profesión con normalidad. De éstos, el 58% considera que los medios no les proporcionan las herramientas necesarias para adaptarse a la nueva narrativa y un 37% afirma formarse por su cuenta.

El problema esencial del periodista con las nuevas tecnologías es el uso que se les da a las plataformas digitales y cómo se gestionan en el marco profesional.

El 85% de los encuestados piensa que las redes sociales son canales positivos para conectar con la audiencia. Además, el 79% de ellos valora que es ventajoso recibir y difundir información de utilidad a través de estos canales.

Peligros del periodismo

Las mayores amenazas del periodismo actual para los periodistas encuestados son: informar rápidamente y sin opción a contrastar y profundizar en la noticia(65%); rentabilizar la noticia y buscar clic (58%);tomar como noticia rumores o bulos difundidos en redes sociales(44%); sobre-informar a los lectores(30%) y falta de adaptación de los medios a las nuevas tecnologías(22%).

Con estos resultados, el estudio saca como conclusión que la inmediatez que exigen las nuevas tecnologías es el mayor enemigo y no beneficia a la labor del periodismo de investigación tradicional. Para el 42% de los periodistas mantener informada a la audiencia es más importante que realizar una noticia de calidad.

Este problema de la inmediatez lleva a que el 56% de los profesionales encuestados sientan presión en la producción de contenidos.