Empresas

La inmobiliaria Urbas mejora sus cuentas gracias a la integración de Aldira

Los efectos positivos se han sentido tanto en crecimiento del capital social, como en el de los fondos propios o en la reducción de las pérdidas  

 La variación que han experimentado cuentas publicadas por Urbas Grupo Financiero S.A. y su grupo consolidado, dentro de las obligaciones de publicación de información financiera periódica, referidas al segundo informe financiero semestral relativo a los doce meses del 2015, ha sido sustancial, gracias a la integración, contablemente inversa, de la sociedad Aldira Inversiones Inmobiliarias S.L..

En lo que se refiere al nivel de perdidas, el valor de la mejoría alcanza tasas del 75 por ciento, pasando estas de los más de 17 millones de euros a un registro de 4,256 millones actuales. Factor que es un claro reflejo de .

A nivel consolidado, recogen unas pérdidas de 15,380 millones de euros, si bien es preciso aclarar que el resultado efectivamente reconocido en patrimonio es de 4,308 millones de euros, proviniendo la diferencia existente en las cuentas de pérdidas y ganancias a un deterioro de inmovilizado existente en la sociedad integrada, Aldira Inversiones inmobiliarias S.L., cuyo origen está en una reducción de capital previa a su aportación a Urbas por lo que dicho concepto no se tiene en cuenta en el estado de cambios en el patrimonio neto.

Ascenso meteórico

Por otro lado, hay que destacar el increíble ascenso que ha experimentado el Capital Social del grupo respecto al ejercicio anterior. Así, ha pasado de los 23 millones de 2014 hasta los 336 de 2015, lo que supone un incremento del 1.373 por ciento.

La evolución de los fondos también ha sido meteórica en tan poco tiempo, pasando de una cifra negativa de casi 48 millones de euros a una positiva de 338,7 millones, lo que en puntos porcentuales se corresponde al 807 por ciento de alza, por lo que se elimina la causa de disolución de la Sociedad, como ocurría con otras muchas empresas inmobiliarias debido a la depreciación de sus activos por la crisis.

A fin de cuentas y con todo ello, el Balance individual finalmente se ha situado en los 459,4 millones de euros, que pone de manifiesto un crecimiento del 500 por ciento en el tamaño de la sociedad.

Diario Financiero