Economía Empresas

La innovación en el sector alimentario y droguería baja un 16% en 2014

El 100% de la innovación en perfumería y droguería la produjeron las Marcas de Fabricante

Nos encontramos ante un contexto en el que innovar conlleva crecer en el mercado, sin embargo, esta actividad se ha visto mermada en los últimos tiempos. El sector del Gran Consumo (alimentación, bebidas, droguería y perfumería) en España ha bajado un 16 por ciento respecto a 2013 y un 31 por ciento desde 2010, según el estudio ‘Radar de la Innovación’ que realizó Kantar Worldpanel. En el ejercicio del pasado año se lanzaron 108 productos innovadores frente a los 128 de 2013. Según Promarca, esta “tendencia es cada vez más preocupante en España, ya que el número de lanzamientos de innovaciones sigue cayendo por cuarto año consecutivo”.

La gran mayoría de las innovaciones corresponden a las Marcas de Fabricante al registrar el 87 por ciento del total de las innovaciones lanzadas al mercado en 2014, frente al escaso 13 por ciento de las Marcas Blancas. El estudio acusa como una de las razones de este descenso a la falta de apoyo que algunas de las Cadenas líderes en Distribución aportan a estos productos. Según Ignacio Larracoechea, Presidente de Promarca, la causa son “las prácticas discriminatorias de algunos distribuidores verticalmente integrados (con su Marca Blanca) contra las Marcas de Fabricante”, posiblemente porque consideran que compiten contra ellas.

El informe destaca que esta falta de apoyo es un error porque comercios en los que sí apuestan por la venta de productos innovadores crecen más que los que no. Algunos de estos ejemplos son Carrefour (cuyos productos innovadores ascendieron al 72 por ciento), Alcampo (56 por ciento), Eroski (55 por ciento) y el Grupo Día, donde casi la mitad de sus productos (46 por ciento) eran innovaciones de las Marcas de Fabricante. Promarca quiso hacer hincapié en que este descenso en la innovación es culpa, en parte, de las cadenas establecimientos, porque “si estas no las apoyan, el incentivo para los fabricantes a innovar se ha mermado drásticamente”, algo que “afecta negativamente, no sólo al crecimiento y al empleo, sino a la libertad de elección del consumidor, a la variedad, a su acceso a los productos más novedosos y a su bienestar”.

Yasmina Pena