Política Sectores

La imprudencia de Zapatero ha complicado la situación con Cuba

La declaración del ex-presidente perjudicó las negociaciones “bajo cuerda” 

“El tener una reunión de este tipo sin tener la información suficiente, que el Gobierno está siempre dispuesto a suministrar, es de una enorme imprudencia y enormemente contraproducente. Ahora está más difícil que antes de las declaraciones del ex-presidente”, así de contundente se ha mostrado José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación con respecto a las declaraciones realizadas por José Luis Rodríguez Zapatero tras la reunión mantenida la pasada semana con el presidente cubano Raúl Castro.

Una reunión que, tal y como ha explicado el titular de Exteriores, se produjo un día antes de la prevista entre el Gobierno Español y la delegada estadounidense para las negociaciones con Cuba, Roberta Jacobson,  en las que precisamente se iba a tratar el caso de las extradiciones del grupo de etarras que se encuentran refugiados actualmente en la isla. Durante un desayuno informativo que se ha celebrado en Casa de América, Margallo ha lamentado que las declaraciones de sacar de forma “inmediata y sin condiciones” a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo es “exactamente lo contrario” a lo que se estaba negociando “bajo cuerda”.

Cabe recordar que a la visita a la que también acudió el ex-ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, no fue anunciada previamente, siendo el único conocedor el actual secretario general del partido socialista Pedro Sánchez.