Empresas Noticias

La insolvencia de las empresas disminuye un 22% en el primer trimestre del año

En los próximos trimestres experimentará otros descensos, pero estarán lejos de los niveles anteriores a 2008

Las insolvencias judiciales, los procesos concursales de las empresas que pasan por los juzgados, disminuyeron durante el primer trimestre de 2015 un 22 por ciento respecto a los últimos 3 meses de 2014, llegando a situarse en niveles más bajos que los registrados en el mismo periodo de 2009. Así lo ha comunicado el Área de Administración de Riesgos y Crédito y Caución.

Desde 2004, las quiebras, como tales, se conocen como ‘concurso de acreedores’ o insolvencias judiciales en el sentido de que estas ‘quiebras’ pasan por trámites jurídicos.

A pesar de los datos, el entorno de insolvencia continúa siendo frágil y complicado debido al exceso de capacidad e inactividad de la economía española. Aunque el índice de las empresas que cierran por falta de liquidez es similar al registrado en los comienzos de la crisis, sigue siendo 4 veces más altos que en los años anteriores a 2008.

Evolución interanual

Este es un descenso significativo, y más después del incremento del 98,56 por ciento de insolvencia judicial registrado en 2009. Posteriormente, 2010 proporcionó un pequeño respiro a las empresas ya que las que finalizaron su actividad se redujeron en un 2,64 por ciento, aunque este porcentaje volvió a subir progresivamente hasta 2013 en un 15,37 por ciento, 28,37 puntos y 16,27 por ciento interanual debido a la caída de la demanda interna y la elevada presión sobre la liquidez de las empresas. En 2014, las situación económica comenzó a estabilizarse, actividad que se vio reflejada en el descenso del 31,91 por ciento.

Este descenso es gratamente positivo y Crédito y Caución prevé que en 2015 se mantenga esta tendencia de mejora aunque, como afirman desde la empresa elaboradora del informe, estará lejos de los niveles anteriores a la crisis, donde lo habitual era registrar un millar de casos anuales

Sectores castigados

El sector más castigado en cuanto a la insolvencia judicial es el de los servicios, aunque el parálisis de estas empresas se redujeron en un 19 por ciento. A este le sigue la construcción y la alimentación y distribución, que descendieron en un 18 y 16 por ciento respectivamente. Sin embargo, aquellos en los que se produjeron una mayor reducción fueron el Papel y las Artes Gráficas, cuyas insolvencias se redujeron un 74 por ciento, seguido de la automoción con un descenso del 47 por ciento y los bienes de equipo, donde hubo un descenso del 38 por ciento.

Por otro lado, hay sectores en los que este índice aumentó. Estos son los juguetes, donde la insolvencia se incrementó un 114 por ciento, las máquinas y herramientas, con un crecimiento del 8,7 por ciento y el sector minero y metalúrgico, donde un 2,2 por ciento.

Provincias

Por Provincias, Salamanca fue la que más redujo la insolvencia de sus empresas, ya que decrecieron en un 100 por ciento. A esta le sigue, no muy lejos, Zamora con un descenso del 88 por ciento, y Valladolid, con un 84 por ciento menos.

Sin embargo, este descenso no se produjo en todas las provincias porque, aunque el índice descendió un 22 por ciento, el aumento en algunas provincias es muy notable. De esta forma, aquellas en las que la insolvencia judicial experimentó un mayor crecimiento fueron Luego con un 300 por ciento, seguida de Palencia con 167 por ciento más y León y Ourense, ambas con un incremento del 150 por ciento.