Política Sectores

La Ley Electoral impide gobernar al Partido Popular que gana las elecciones con 123 escaños

Se abre un periodo de incertidumbre que podría acabar con la convocatoria de nuevas elecciones en marzo

Una vez más las lagunas de una Ley Electoral obsoleta y trasnochada no permitirán que en España gobierne el partido más votado. Aunque las políticas de austeridad obligadas por la herencia de una voraz crisis económica le han pasado factura el Partido Popular ha ganado las elecciones obteniendo 123 escaños en el Congreso, 64 menos que en los pasados comicios.

Un batacazo que, aunque de menor magnitud, no ha sido el único, ya que los socialistas de Pedro Sánchez pierden 18 escaños, retrocediendo hasta los 90 (22,02 por ciento). En cuanto a las fuerzas de la regeneración Podemos y sus formaciones satélite se consolida como la tercera fuerza política con un total de 69 diputados superando en 29 a Ciudadanos, que obtiene 40.

A pesar de haber sido la formación elegida por cerca del 29 por ciento de los más de 25 millones de españoles que han ejercido su derecho al voto (casi seis puntos más que en 2011) los populares de Mariano Rajoy y Soraya Saénz de Santamaría no podrán Gobernar sin el apoyo de otra u otras formaciones ya que la legislación española requiere una representación de algo más del 50 por ciento (176) sobre los 350 diputados que se sientan cada miércoles en el Hemiciclo de la Cámara Baja.

Así las cosas se abre un periodo de incertidumbre en el que todo dependerá de los pactos que se forjen en las próximas semanas, y que van desde una gran coalición PP – PSOE, hasta lo utópico de un pacto PP – Podemos, pasando por el arcoiris de PP – Ciudadanos – Democracia i Llibertat – PNV y Coalición Canaria o un apretón de manos que forjase un tumultuoso gobierno de izquierdas encabezado por PSOE – Podemos.

De no rubricarse de facto ninguna de las anteriores opciones la alternativa pasaría por el sí o la abstención ante la investidura de Mariano Rajoy algo que ha dejado caer Albert Rivera en su comparecencia ante los medios tras conocer los resultados de los comicios al afirmar que los 350 diputados que se sentarán a partir de enero en las Cortes generales son “compatriotas” y que “pensaremos más que nadie en España”. Aunque pocos minutos después se contradecía afirmando que “no sumaré los escaños de Ciudadanos al PP de Rajoy”.

Ahora bien, no hay dos sin tres y de no ser investido Rajoy, la tercera vía que se baraja es mantener un Gobierno en funciones durante varios meses en funciones siendo más que probable la convocatoria de nuevas elecciones en los albores del verano.

Se olvidan del Senado

Respecto al Senado, el gran olvidado y protagonista en la sombra de las decisiones políticas, con cerca del 82 por ciento de los votos y 122 senadores (15 menos que en los anteriores comicios) el Partido Popular obtendría la mayoría absoluta, seguido por el PSOE con 49 (cuatro menos). En tercer lugar Podemos y sus formaciones que suman 17.

Resultados que ponen de manifiesto que en la Cámara Alta vence el bipartidismo y que de poder formar Gobierno el Partido Popular ésta sería la herramienta para dar continuidad al proceso reformista y de recuperación puesto en marcha en la recién finalizada legislatura.

El riesgo de parálisis económica estaría de hacerse realidad la coalición de izquierdas, ya que la lógica impediría que las decisiones que se tomen en la más bajas de la Cámara, es decir el Congreso, se vetasen en la alta, el Senado.