Destacado Nacional Noticias Política

La lluvia de peticiones de la sociedad civil a Pedro Sánchez

Desde que Pedro Sánchez asumiera la Presidencia del Gobierno el pasado sábado, distintos sectores de la sociedad civil se han apresurado a realizar sus peticiones al nuevo Jefe de Gobierno; aprovechando el inicio de una etapa política donde habrá nuevos actores al frente de las decisiones de políticas públicas.

Así, sindicatos, patronales y ONGs se han apresurado a solicitar al nuevo gobierno acciones que, según el caso, garanticen mantener decisiones ya tomadas, o bien supongan un cambio en la orientación actual de las políticas públicas.

A continuación se recogen solo algunos de estos reclamos que, dada la debilidad del nuevo Ejecutivo, parecen poco menos que difíciles de satisfacer, aún parcialmente.

 

La CEOE pide a Sánchez estabilidad, seguridad jurídica y  mantener las reformas

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se ha valido hoy lunes de los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social para resaltar que “se avanza en una tendencia favorable a la estabilidad en el empleo”. La patronal aprovechó la ocasión para pedir a Sánchez que garantice un entorno político e institucional que asegure la estabilidad y la seguridad jurídica necesarias para “seguir avanzando en el proceso de recuperación y creación de empleo, dando continuidad a la credibilidad y confianza entre los inversores y los organismos económicos internacionales”.

La CEOE insistió también en la necesidad de continuar profundizando en las reformas, en el marco del diálogo y la concertación social, que estimulen la actividad económica y hagan posible incrementar la competitividad de las empresas españolas. Finalmente, reclamó que no se reviertan las reformas que ya están en marcha y que “han tenido gran protagonismo en la salida de la crisis y en la recuperación del empleo”.

 

Faconauto  pide se reconozca la “relevancia del sector de la automoción” 

La patronal de los concesionarios de coches Faconauto comunicó publicamente su deseo de que en la composición del nuevo Ejecutivo se tengan en cuenta “la relevancia y el peso que tiene el sector de la automoción para la actividad económica y el empleo de nuestro país”. Faconauto destacó en un comunicado que la actividad de los concesionarios representa el 3% del PIB, con una facturación de 32.000 millones de euros y 600.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

La patronal reclama al Gobierno de Sánchez que siga apoyando a la automoción española “mediante medidas que mantengan el impulso, tanto de la parte industrial como de la distribución y reparación, en un momento clave, en el que se está dirimiendo su futuro desarrollo”.

Para la patronal, el nuevo Gobierno tiene la oportunidad de dar un impulso a las políticas del automóvil, que pasarían por poner en marcha un plan global que permita coordinar actuaciones y tener un único interlocutor, de tal modo que se proteja un sector tan estratégico para la economía.

El citado plan, a juicio Faconauto, debería englobar en primer lugar el medio ambiente y la seguridad vial, pero también las nuevas formas de movilidad, los nuevos canales de comercialización, la implantación de vehículos de energías alternativas o el impulso de la I+D+i y de la competitividad industrial.

 

CCOO reclama cambios sustanciales en la legislación laboral y “pensar ya” en los PGE de 2019

Por su parte, la Comisión Ejecutiva de la Confederación Sindical (CEC) de Comisiones Obreras (CCOO), tras una reunión “de urgencia” para valorar la nueva situación política, instó al nuevo gobierno a abordar el abanico de temas del área social “pensando desde ya” en los Presupuestos Generales del Estado de 2019. En concreto, CCOO pidió cambios “sustanciales” en la legislación del mercado laboral, y acciones en materia de pensiones, la dependencia, la igualdad salarial, la salud y seguridad en el trabajo.

Sin embargo, la organización sindical reconoció que si bien se inicia una nueva etapa de “grandes expectativas”, esta “va a ser compleja de gestionar” debido a las “condiciones en las que se han fraguado los apoyos y la fragmentación de los mismos”. También advierte que “las previsibles estrategias de quienes han perdido la moción, así como la escasa duración del mandato, aunque éste se agotase, hacen pensar que las cosas no serán fáciles”.

 

Los funcionarios demandan agilizar la oferta de empleo público

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha manifestado que espera que el cambio en el Gobierno no retarde el desarrollo de la oferta de empleo público y de los concursos de traslado conforme al acuerdo que se firmó el pasado mes de marzo con el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

En un comunicado distribuido hoy lunes, la CSIF valoró de forma positiva los datos de afiliación de la Seguridad Social correspondientes al mes de mayo y publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Sin embargo, advirtió de que “gran parte del crecimiento en el empleo se sustenta en la precariedad de los puestos de trabajo, también en las administraciones públicas, donde en estos momentos se registran 407.700 puestos interinos”.

CSIF confió en reunirse pronto con los nuevos equipos al frente del área de Función Pública con el fin de garantizar la estabilidad en las administraciones públicas y promover las mejoras de condiciones laborales que reclaman los empleados públicos.

Para este sindicato, es preciso recuperar los puestos de trabajo destruidos durante la crisis. Desde 2010 se han perdido 163.000 empleos en el conjunto de las administraciones y 38.807 en la Administración General del Estado (AGE).

En este sentido, CSIF espera que el nuevo Gobierno, en línea con los planteamientos realizados en la oposición, dé “carpetazo definitivo a los recortes”.

 

Las principales ONGs ambientales de España reclaman un ministerio para el medio ambiente

Por su parte, las cinco principales organizaciones ambientales de España (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF) han reclamado al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cree una Vicepresidencia de Sostenibilidad y un ministerio específico dedicado al medio ambiente.

De esta forma, las organizaciones volvieron a hacer la misma petición que hicieron a Sánchez cuando se le encomendó la formación de Gobierno en marzo de 2016 y a Mariano Rajoy cuando éste fue finalmente investido en octubre de ese mismo año.

Durante el debate de la moción de censura, Sánchez señaló al medio ambiente como una de sus prioridades. Para que esta intención se convierta en una realidad, las entidades ecologistas indicaron en un comunicado que es preciso “articular una estructura adecuada”, con una Vicepresidencia de Sostenibilidad y un Ministerio de Medio Ambiente.

De esta forma, según apuntaron, será posible coordinar todas las políticas con potencial impacto ambiental (desde la industria hasta la agricultura) con las medidas que se adopten en materia de economía y empleo. “Se trata de la única vía para promover un modelo de desarrollo que sea sostenible y tenga en cuenta los límites del planeta”, añadieron.

 

La Fundación Renovables urge no retrasar la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Tras el cese del gobierno de Rajoy la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, fruto de la Cumbre del Clima de Marrakech (Marruecos) en 2016, podría quedar en un limbo. Dado que el trabajo legislativo en esta área se encuentra avanzado, la Fundación Renovables ha pedido que “no se retrase más la aprobación” de la referida Ley.

Según explica en una nota de prensa, confía en que “en la nueva etapa política que se ha inaugurado esta semana avancemos hacia el cambio de modelo energético en el que las energías renovables y la eficiencia deben tener el papel protagonista”.

En cuanto a la labor del anterior Ejecutivo, denuncia que “España no sólo ha perdido el liderazgo que mantuvo hasta 2010 tanto en el desarrollo de las energías renovables como en la creación de un tejido industrial del sector, sino que ahora se sitúa a la cola de los países europeos que encabezan la lucha contra el cambio climático”.

En esta línea, espera que “el nuevo Gobierno no utilice nuestro futuro climático como moneda de cambio y no supedite nuestros objetivos de renovables al desarrollo de las interconexiones como pretendía el anterior ministro de Energía”.

También pide acometer con urgencia una reforma real del sistema eléctrico que permita reducir el coste de la electricidad, eliminando y modificando las distintas partidas que lo forman con racionalidad y transparencia.