Noticias

La Mejor semana del IBEX en lo que va de año

Sergio Puente es Analista de XTB

El selectivo español cierra su mejor semana en lo que va de 2017 con una subida del entorno del 3,6%. El IBEX consigue consolidar los 10,700 puntos impulsado por la victoria de Macron en la primera vuelta de las elecciones francesas, por el mantenimiento de las políticas económicas por parte del BCE y por los buenos datos de crecimiento en el primer trimestre de este año, que han hecho a nuestro PIB recuperar niveles anteriores a la crisis. De esta forma, culmina su quinto mes consecutivo en positivo con una revalorización mensual cercana al 2,5%.

El sector bancario español ha recibido con euforia el hecho de que se alejen las sombras de una ruptura del Euro por parte de Francia y está empezando a notar los efectos de la recuperación económica, lo que se ha visto reflejado en sus resultados empresariales presentados a lo largo de esta semana. El aumento de beneficios trimestrales de los grandes bancos ha llevado a sus títulos a registrar subidas que oscilan entre el 6% de la entidad presidida por Ana Patricia Botín y el 3,5% registrado por Bankia. Bankinter, con apenas un 0,20% semanal, es el banco más rezagado, con la excepción de Popular que continúa su caída libre hasta precios ligeramente superiores a los 0,6 euros por acción. Esta debería ser la tónica general dentro del sector para el próximo mes a falta de movimientos importantes por parte del BCE. Por su parte, Viscofan y AENA, también gracias a sus resultados, encabezan las subidas dentro del IBEX35. Sólo se quedan fuera de los números verdes Red Eléctrica y Técnicas Reunidas que registran caídas del 0,6 y del 1,5% respectivamente. Fuera del mercado de acciones, la atención sigue puesta en el precio del petróleo que parece que no termina de estar cómodo en la zona de 50 dólares por barril lo que anticipa una temporada de gran volatilidad para el precio del oro negro.

El resto de plazas europeas recibieron la victoria de Macron con la misma euforia y anotan subidas semanales que son mayores en países periféricos como Italia, con más de un 5%, o la propia Francia con un 4%. Alemania celebra la noticia con un alza ligeramente inferior a la del IBEX y se anota un 3%. Por su parte, el Reino Unido se descuelga del comportamiento de sus antiguos socios europeos y se queda a medio camino con una subida de poco más del 1%. Es probable que en los primeros días de mayo, si la segunda vuelta de las elecciones francesas cumple los pronósticos el próximo día 7, continuemos con los resultados positivos, a la espera que en la segunda quincena se pueda producir una corrección y se cumpla aquello de “vende en mayo y corre”.

El BCE ha cumplido con el guión establecido y decide quedarse quieto y expectante. Es probable que esta sea la tónica habitual hasta verano, momento en el que puede que deje entrever las decisiones que tomaría de cara al último trimestre del año. Sin duda, influirán en Mario Draghi las citas políticas en Europa y el desarrollo de la profunda reforma fiscal estadounidense prometida y anunciada por Donald Trump. Esta reforma tiene un claro tono proteccionista con el que el presidente busca llevar a su país a un crecimiento del 3%. Por su parte, las divisas de México y Canadá recibieron con euforia la noticia de que se daría marcha atrás en la eliminación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, aunque ya se haya anunciado su renegociación.

Tras el puente del 1 de mayo, en el que las bolsas europeas permanecerán cerradas, se espera una semana tranquila, posiblemente con ligeras caídas propiciadas por la recogida de beneficios por parte de los inversores, en la que reine una calma tensa a la espera del resultado de la contienda entre Macron y LePen. En este contexto, salvo sorpresa, no se esperan grandes movimientos por parte de nuestro selectivo que debería acomodarse fácilmente en el entorno de los 10,700 puntos. A nivel empresarial, los accionistas de Inditex, Santander, AENA y BME recibirán el pago de su dividendo y veremos la presentación de resultados de grandes empresas como Repsol o Telefónica, entre otras, y que, de no cumplir los pronósticos, podrían infundir algo más de volatilidad al IBEX35.

Sergio Puente es Analista de XTB