Destacado Empresas

La ministra de Economía abre la puerta a un retraso en la privatización de Bankia

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, volvió hoy a admitir que cambiar la ley para ganar tiempo en la privatización de Bankia es una de la alternativas que tiene el Gobierno encima de la mesa para maximizar la recuperación de las ayudas.

La actual regulación exige que el Estado, propietario del 65% del banco cotizado y al que integró hace unos meses a BMN, salga de su capital a finales de  2019.

La ministra defendió que el valor y la situación actual de los mercados “no nos da razones” para reanudar su privatización, durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press.

“El valor que tiene ahora mismo no es para privatizar”, insistió, admitiendo que entre las opciones para desinvertir también podría estar la venta de paquetes de capital superiores a los ya colocados (el último fue del 7%). “No hemos descartado ninguna opción. Simplemente no es el momento de tomar esa decisión”, indicó en alusión directa a la posibilidad de colocar participaciones de control a grandes fondos.

Calviño no quiso pronunciarse sobre los cálculos del Banco de España, que limitan a 14.000 millones de euros el máximo recuperable de los más de 60.000 millones del Erario destinados al salvamento de entidades.

“Indidudablemente, lo ideal sería recuperar el cien por cien de las ayudas que se dieron, pero el objetivo no fue ir a los accionistas privados individuales” que perdieron toda su inversión, sino que el sistema financiero “funcione y canalice” el crédito a familias y empresas, afirmó.