Economía

La mitad de los españoles son “casi” mileuristas

El número de trabajadores que cobran menos del SMI fue del 13% en 2014

Se crea empleo sí, pero los salarios muestran cada vez más signos de raquitismo. La nómina del 45,1% de los trabajadores apenas llega a los 1.100 euros al mes netos, y la del 13% se limita a los   655,20 euros de Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Y eso sin contar los retrasos.

Pese a que el porcentaje de empleados que cobran ‘el mínimo’ se contrajo tres décimas con respecto a 2013, éste continúa estando 4,1 puntos por encima de los registros de 2008. Una “triste realidad salarial” que denunciaban esta misma tarde desde UGT (Unión General de Trabajadores).

Salario EAEL2014
Fuente: INE (Instituto Nacional de Estadística)

El sindicato que lidera Pepe Álvarez insiste además en que “el salario medio se ha reducido entre 2010 y 2014 de manera generalizada”. De hecho según los resultados de las Encuestas de Estructura Salarial, elaboradas por el INE (Instituto Nacional de Estadística), esté se habría reducido a ritmos superiores al 4% en los trabajadores con antigüedad de hasta 3 años; del -0,93% en los de 4 a 10 años y del -3,81% y -2,85% en aquellos que llevan ligados a la misma empresa de 11 a 20 años y de 21 a 29, respectivamente. Sólo se incrementa, y apenas un 1,13%,  en el caso de quienes cumplen tres décadas o más en el mismo oficio.

Por otra parte, y siempre según las cifras aportadas por UGT, seis de cada diez trabajadores a tiempo parcial quiere trabajar a tiempo completo. Una “situación de subempleo” de la que culpan, una vez más, a las reformas laborales de 2010 y 2012.  Por eso, su derogación “es imprescindible” así como “cambiar la austeridad por crecimiento. Se necesita otra política económica con urgencia”.

Machismo en salarios altos    

Uno de los datos que llama la atención en la Encuesta de Estructura Salarial de 2014, es el relativo al machismo de los sueldos más altos.

Pese a que el salario medio anual de las mujeres se incrementó un punto más que el de los hombres (1,2% frente a 0,2%) y alcanzó los 19.744 euros, el número de trabajadoras con nóminas superiores a 14.500 euros fue en todos los rangos inferior al de los varones.

No obstante el avance deja datos que despiertan al optimismo. Aunque la ‘brecha salarial’ entre hombres y mujeres-calculada según la ganancia por hora trabajada- se situó en el 13,3%, está se redujo 3,5 puntos con respecto a 2013.

Vuelta a las andadas

El buen síntoma de lo anterior contrasta con la alerta que supone que fueran las actividades inmobiliarias las que experimentasen una mayor ganancia salarial anual, en concreto un 7,6%. Dato que unido al crecimiento del 24,6%  interanual del número de hipotecas firmadas y del 5,6% de su importe, podría ser indicativo de una vuelta a las andadas en lo que a modelo productivo se referiere.

La receta para no cometer los mismos errores que hace algo más de un lustro es la formación. Prueba de ello es la evolución de los salarios según el nivel educativo. Mientras que los licenciados universitarios percibieron un salario de casi 35.500 euros, lo que en términos porcentuales significa más del 55% superior al salario medio (22.858,17 euros por trabajador), el de los trabajadores sin  titulación fue de apenas 14.384, más de un 37,1% inferior.