Nacional Política Sectores

La OCDE recomienda igualar el precio del diésel y gasolina para solucionar el “envejecido” parque automovilístico

Aunque la intensidad de la economía en consumo de energía y carbono, la contaminación industrial y la generación de residuos por persona se viene reduciendo desde el año 2000, el crecimiento de la producción industrial podría ejercer nuevas presiones sobre el medio ambiente. Para solucionar el problema, esta mañana la OCDE ha dejado caer una serie de propuestas, entre la que se encuentra la de igualar el precio de diésel y gasolina para hacer frente al “envejecido y contaminante” parque automovilístico español. Una propuesta realizada por el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, durante la presentación del informe Análisis de los resultados medioambientales de España 2015.

Otra de las iniciativas es subir y crear nuevos impuestos verdes en España. Según Gurría,  el avance de nuestro país en materia de políticas ambientales es “impresionante”, aunque los ingresos por impuestos han caído “ininterrumpiblemente” a uno de los niveles más bajos de la Unión Europea. Atendiendo a esto, los ingresos por impuestos verdes generaron en 2012 un 1,6 por ciento del PIB frente al 2,4 por ciento de la media de la OCDE.

Peticiones que por otra parte no fueron bien recibidas por el Gobierno y a las que el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, contestó afirmando que “no se subirán ni crearán nuevos impuestos al medio ambiente”.

Respecto a la normativa ambiental, considera que España puede avanzar más en la “simplificación y racionalización” de la regulación ambiental por la complejidad de su normativa y la gestión descentralizada en 17 comunidades autónomas, que siguen poniendo a las empresas graves cargas burocrática en materia ambiental.

Por otro lado, Gurría valora que la normativa en materia de biodiversidad es “una de las más ambiciosas” de los países de la OCDE y que la huella de las industrias en el medio ambiente es “relativamente pequeña”. En esta materia, ha señalado a España como un punto caliente a nivel mundial debido a que alberga el 30 por ciento de las especies endémicas de Europa, aunque esta riqueza está “cada vez más amenazada” por factores como el turismo, la construcción y las infraestructuras de transporte.  En este sentido, ha elogiado la Ley de Protección y Uso sostenible del Litoral, que “refuerza la protección” de estas zonas y su diversidad.

Debido a que España es un país marítimo y que ha contribuido durante muchos años en iniciativas, tanto internacionales como regionales, destinadas a proteger el medio marino, se ha llegado a proteger un 8,4 por ciento de las aguas, aunque Gurrías insiste en que se debe alcanzar lo antes posible el 10 por ciento.

Finalmente, el Secretario General de la OCDE cree que, al haber superado la crisis, se puede fortalecer y simplificar la regulación medioambiental para asentar un crecimiento “más sólido, más influyente y más verde”. Además, ha incidido en que 2015 será un año clave para la consolidación de la recuperación y las políticas medioambientales de todo el planeta.

Yasmina Pena