Política Sectores

La política de urgencia del Gobierno coloca al PP a la cabeza de la carrera electoral

La rebaja del IRPF y la subida salarial de los funcionarios hacen ganar casi tres puntos a los populares

El Partido Popular vuelve a situarse como la fuerza política más votada, según el barómetro de CIS. La política de urgencia habría hecho al Gobierno ganar 2,5 puntos en el tramo final hacia las elecciones generales, una carrera en la que la rebaja del IRPF y la subida salarial marcan el sprint final. Además, las decisiones que han tomado determinados ayuntamientos y Comunidades Autónomas gobernados por las nuevas fuerzas políticas, y que ponen en riesgo la estabilidad de sectores como el turismo y las inversiones, habrían afectado al trasvase de votos hacia los populares.

El PSOE se situaría en segundo lugar después de ganar seis décimas, promovidas quizás por la pérdida de estimación de voto de Podemos y Ciudadanos, que bajan ocho décimas y 2,7 puntos respectivamente.

Este descenso en la tercera y cuarta fuerza más votada habría beneficiado también a otros partidos cuya actividad se centra más en el ámbito autonómico, como es el caso de CIU que gana cinco décimas, ERC que gana 0,1 punto, PNV que gana seis décimas, Compromís-Equo que gana cuatro y Amaiur con 0,2 puntos más.

tabla

La mejora económica no acaba de convencer

Pese a los continuos anuncios por parte del Gobierno de que la situación económica ha mejorado en los últimos meses, las personas de a pie de calle no están lo suficientemente convencidos. De esta forma, el 41,2 por ciento de los encuestados opina que la situación económica es mala, un 28,8 por ciento manifiesta que es regular y un ínfimo 3,5 por ciento es partidario de que ‘España va bien’. De estos encuestados, un 51,5 por ciento opina que la situación económica es igual a la del pasado año, frente al 25,9 por ciento que manifiesta que ha empeorado y el 21,5 más optimista y partidario de que es mejor.

El desempleo sigue siendo la principal preocupación de los españoles con un 78,8 por ciento, seguido de la corrupción y el fraude con un 43,7 y los problemas de índole económico, que ocupan el tercer puesto con un 25 por ciento.

Yasmina Pena