Política Sectores

La producción de aceite decrece a más de la mitad de 2014

Lo hizo un 53 por ciento y la comercialización bajó menos de 20 puntos

La campaña oleícola ha estado marcada por el importante descenso de la producción, tanto en España como de otros países. Pero este descenso no ha estado reñido con la comercialización, que tuvo más suerte y se situado en cantidades elevadas.

En concreto, la producción de aceite de oliva se situó en las 841.700 toneladas, una cifra un 53 por ciento inferior a la registrada en campaña anterior y un 38 por ciento más baja que la media de los últimos cuatro años. Dichas cantidades se presentaron esta mañana durante la reunión mensual de la Mesa Sectorial del aceite de oliva y la aceituna de mesa organizada por el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Pese a la fuerte reducción en la oferta, la demanda no dista en gran medida de las cifras del año anterior ya que la comercialización  total, sumando exportaciones y mercado interior, ha llegado a las 1,31 toneladas, menos de 20 puntos por debajo que en la temporada 2013-2014 y seis por debajo de la media de las cuatro últimas campañas.

En cuanto al volumen de existencias, alcanza las 180.900 toneladas, un 63 por ciento inferior a la media de las cuatro últimas campañas. Del total, las almazaras almacenaron 57.700 toneladas, 83 puntos menos, y en las envasadoras, refinerías y operadores se sitúan otras 123.200 toneladas.

En cuanto al mercado de la aceituna de mesa, la campaña 2015/16 ha comenzado con un volumen de existencias un 13 por ciento inferior al ejercicio anterior, alcanzando las 296.420 toneladas.  La producción continuó la misma línea al reducirse también 13 puntos.

Aquí no hay excepciones y la comercialización total no iba a ser menor. Alcanzó las 40.900 toneladas, de las cuales el 67,5 por ciento cruzaron nuestras fronteras y el 32,4 por ciento restante se quedaron para ser vendidas en nuestro mercado. Este producto no iba a registrar un comportamiento contrario al anterior y en su conjunto se redujo un 21 por ciento, aunque en el mercado interior la bajada fue mayor.

Yasmina Pena