Política Sectores

La rebaja fiscal y el aumento de gastos pone en riesgo el cumplimiento de déficit

El viernes 10 de julio se aprobarán el ‘techo de gasto’ y las reducciones en el IRPF anunciadas ayer por el Presidente del Gobierno

La rebaja del IRPF anunciada ayer por Mariano Rajoy unida al incremento de gastos como la devolución de la paga extra de los funcionarios o la subida de las pensiones “ponen en riesgo el cumplimiento del objetivo del 4,2 por ciento de déficit”, así lo ha explicado Carlos Cruzado, presidente de Gestha, Sindicato de Técnicos de Hacienda, en el programa Pulso Empresarial de Gestiona Radio.

Cruzado se ha mostrado muy crítico con el aumento de la recaudación por IRPF en la que a pesar de la mejora “al análisis y en términos homogéneos no ha variado tanto como se dice”. De hecho el aumento que se ha producido hasta el mes de mayo es de 2.700 millones de euros que “si los proyectamos a final de año teniendo el cuenta el crecimiento económico al ritmo actual difícilmente se va a llegar a 12.000 millones de superávit”, ha argumentado.

Por otra parte, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de esta mañana, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría anunciaba que será el próximo viernes cuando se apruebe por Real Decreto la rebaja fiscal, que si bien supondrá un ahorro de 1.500 millones de euros y beneficiará a 20 millones de ciudadanos, quienes más lo notarán serán aquellos con rentas más altas. De hecho, las rentas de 22.000 euros sólo contarán con 10 euros más de media en la hucha.

Lo que no ha quedado claro es si los efectos de la rebaja se aplicarán a partir del 01 de julio o se extenderán finalmente al 01 de enero. En este sentido Cruzado ha explicado que la alternativa de aplicar dos tarifas en un mismo ejercicio “no encaja bien” con el modelo y que la mejor solución tanto para el Estado como para el contribuyente es fijar una “tarifa promedio o un anticipo”.

Para lo que también habrá que esperar al próximo viernes es para conocer los “objetivos de estabilidad presupuestaria” o más comunmente conocido como “techo de gasto”.