Política Sectores

La recaudación fiscal aumentará 13.700 millones en dos años

Según el artículo de José Félix Sanz, Desiderio Romero y Juan Manuel Castañer, publicado en el último número de Cuadernos de Información Económica, editado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), la mejora de la economía española se traducirá en un aumento de la recaudación por IRPF e impuestos sobre el consumo de más de 13.700 millones de euros entre este año y el próximo.

Dichos autores parten de las previsiones de incremento de la renta nominal de los hogares elaboradas por Funcas, y aplican las elasticidades calculadas para cada impuesto, siendo -1,48 en el IRPF y 1 en el de los impuestos sobre el consumo.

La conclusión es que la recaudación por IRPF ascenderá 3.880 millones este año, y 4.062 millones en 2016. Los ingresos por impuestos sobre el consumo de los hogares crecerán 2.858 millones en 2015, y 2.978 el próximo año.

Los autores advierten de que la mejora de la recaudación puede ser muy superior, ya que en este cálculo no se tiene en cuenta el efecto que pueda tener la reforma fiscal que entró en vigor el 1 de enero de este año, ni la recaudación de impuestos sobre el consumo de Administraciones Públicas y empresas.

Joaquín Maudos analiza cómo el firme apoyo del BCE al euro primero, y la recuperación de la economía española después, devuelven la confianza en España a la banca extranjera. Desde mitad de 2012, las entidades foráneas han aumentado un 30,9 por ciento la tendencia de deuda pública española, y un 13,7 por ciento la adquisición de títulos emitidos por bancos. En el caso de la deuda privada no financiera, se ha producido una caída debido al proceso de desendeudamiento del sector privado en España. Según dice, los bancos alemanes y estadounidenses son los que más han incrementado su exposición a la deuda pública española, y los franceses son los que más títulos del sector financiero han adquirido. En términos absolutos, las entidades francesas y alemanas son las más expuestas a la deuda española, ya que los bancos de ambos países tienen más de la mitad de la deuda pública y de entidades españolas en manos de extranjeros.

En lo referido a la exposición de los bancos españoles a la deuda extranjera, Reino Unido es el principal destino de la inversión en el exterior, con casi un 25 por ciento del total de las inversiones, se sigue Estados Unidos con un 15,5 por ciento y Brasil y México que concentran de manera conjunta un 22,6 por ciento.

La exposición de la banca española a los países que presentan mayor riesgo geopolítico como Rusia y Grecia, es marginal. En este último caso, apenas suma 400 millones, que representan menos del 0,1 por ciento del total.

María Romero e Itziar Solá estudian el saneamiento llevado a cabo por los bancos españoles, que han realizado provisiones por 290.000 millones desde 2008.

El crédito relacionado con la construcción y la promoción inmobiliaria es el que posee mayores niveles de cobertura, especialmente tras las dotaciones de 2012. Las ocho entidades financieras que cotizan en bolsa, que representan el 67 por ciento de los activos del sector bancario, tienen provisionado más del 40 por ciento de su exposición al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria.

Dicho nivel de cobertura contrasta con el de los créditos al resto del sector privado, un 4 por ciento; los préstamos al consumo un 6 por ciento o para la adquisición de vivienda un 2 por ciento, en este caso hay que sumarle el valor de la garantía aportada.

Santiago Carbó y Francisco Rodríguez analizan el sector inmobiliario español, que comienza a estabilizarse tras 6 años de ajuste durante los cuales el precio de la vivienda ha caído entre un 30 y un 40 por ciento. Los autores ven posible que los precios se recuperen a partir de este año moderadamente, ya que las condiciones de oferta y demanda están condicionadas por los elevados niveles de desempleo y la deuda de los hogares.

Odina Sanz Barnola