Empresas

La sequía, el pedrisco y las heladas afectarán a casi 93.500 hectáreas de uva de vino este año

La sequía, el pedrisco y las heladas afectarán a casi 93.500 hectáreas de uva de vino en el conjunto de 2014, lo que supondrá unas indemnizaciones previstas superiores a 27,29 millones de euros, frente a los 40 millones del ejercicio anterior, según informó hoy Agroseguro.

Castilla-La Mancha, con cerca de 37.500 hectáreas aseguradas dañadas y una siniestralidad prevista de más de 8,74 millones de euros, es la comunidad más afectada, por delante de La Rioja, con más de 8.600 hectáreas con daños y una previsión que supera los 5,20 millones de euros en siniestralidad.

Por su parte, Navarra registró casi 9.600 hectáreas aseguradas afectadas y más de 4,42 millones de euros de previsión de siniestralidad, y la Comunidad Valenciana, donde la superficie afectada de uva de vino se eleva a cerca de 23.640 hectáreas, con una previsión de indemnización de más de 4,32 millones de euros.

Un total de 93.500 hectáreas fueron dañadas por fenómenos naturales adversos, siendo las tormentas de pedrisco el principal riesgo para estos cultivos, ya que en 2014 afectaron a 55.000 hectáreas aseguradas, el 60% de la superficie total perjudicada durante esta campaña. El pedrisco afectó al 45% de las hectáreas de uva de vino dañadas en 2012 y al 63% en 2013.

La situación de sequía, que se ha venido agravando a lo largo del año, y las heladas son los otros dos riesgos más comunes. En julio se registró la mayor superficie de uva de vino afectada debido a las numerosas tormentas de pedrisco, más de 22.800 hectáreas, que se concentraron en la primera mitad del mes y en los primeros días de agosto.

 

SERVIMEDIA