Sectores

La Smart Governance: el primer paso hacia las Ciudades Inteligentes

Deloitte ha realizado un informe en el que analiza si las ciudades españolas son inteligentes

El camino aún es largo en España en muchos ámbitos a la hora de lograr que nuestros municipios integren completamente las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para lograr una mayor eficiencia económica, política y social en todos los ámbitos de gestión. En este sentido; el Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha presentado hoy este estudio dentro del ámbito de la estrategia Europa 2020 y la Agenda Digital Europea en el que se analiza la situación de las ciudades inteligentes o Smart Cities en nuestro país.

La Smart Governace es el sector que más se ha desarrollado dentro del fenómeno, según se desprende del informe en el que se ha usado de muestra un total de 200 municipios. Así, se ha incrementado el uso de herramientas que buscan una mayor  transparencia en la gestión pública, un gobierno abierto, la participación ciudadana de los españoles y un desarrollo de la administración digital, entre otros puntos.

Aunque no tan alto, también existen mejoras en áreas como son el Smart Environment, el Smart Living y la Smart Economy; pero existe un déficit generalizado en el uso de estas nuevas tecnologías comunicativas en lo que se conoce como Smart People –que aglutina la colaboración ciudadana y la inclusión social.

Se han tomado como prueba para el estudio ciudades representativas de cada Comunidad Autónoma, cuya población oscila entre los 20.000 y los 100.000 habitantes de media. En aquellos puntos en los que se supera este censo máximo; la Smart Movility, es decir el desarrollo del transporte público inteligente, ha mostrado mayores tasas de crecimiento en este sentido.

¿Qué es una Smart City?

En el propio documento se define como ciudad inteligente a aquella que “marca sus prioridades a través de una estrategia inteligente, resultado de un ejercicio de reflexión, en el que sus principales agentes sociales y económicos determinan un modelo de ciudad hacia el que quieren evolucionar y definen y priorizan las iniciativas que permitirán alcanzar dicho modelo”.

Y añade el documento que para lograr dicho objetivo deben “como pilar básico el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que permiten optimizar la gestión de las infraestructuras y los servicios urbanos, así como los servicios prestados al ciudadano, todo ello con el objetivo de un desarrollo sostenible, inteligente e integrador”.

Adrián C. D´Aniello