Destacado Empresas Noticias

La socimi Lar España eleva su beneficio un 45%, gracias a las rentas de sus nuevos inmuebles

La sociedad de inversión inmobiliaria (socimi) Lar España registró en el primer trimestre de 2018 un beneficio neto de 15,3 millones de euros, lo que representa un incremento del 45% con respecto al mismo periodo del año anterior. Según comunicó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos por rentas alcanzaron los 19,6 millones de euros durante el primer trimestre de 2018, frente a los 18 millones del mismo periodo de 2017.

 

El incremento de los ingresos por rentas correspondió principalmente a la adquisición y puesta en marcha de nuevas inversiones inmobiliarias durante los meses comprendidos entre ambos períodos por parte del grupo (centro comercial Rivas Futura y la galería comercial de Parque Abadía). De estos 19,6 millones, un 90% proceden de las rentas obtenidas de centros comerciales (83% para los primeros tres meses de 2017).

 

La compañía explicó que este incremento del peso de las superficies comerciales es consecuencia de su estrategia de desinvertir en activos no estratégicos para invertir en centros comerciales. En los primeros tres meses del año las desinversiones sumaron 112,5 millones de euros, mientras que las inversiones alcanzaron los 75,6 millones, con la adquisición del parque comercial Rivas Futura y de la galería comercial del Parque Abadía. Así, la superficie bruta alquilable (SBA) de los activos que generan rentas de Lar España a 31 de marzo de 2018 ascendió a 656.615 metros cuadrados, situándose la ocupación en un 93,7%.

 

En los tres primeros meses del año las ventas controladas alcanzaron 147,3 millones de euros, el 3,9% más que en el mismo periodo de 2017. En ese mismo periodo los centros de la socimi recibieron 13,6 millones de visitas, el 1,7% más que en el primer trimestre de 2017 y por encima del 0,1% de media de España.

 

Asimismo, en los tres primeros meses del año se cerraron 35 operaciones entre renovaciones, sustituciones, reubicaciones y nuevos arrendatarios, con una tasa de rotación de inquilinos de la cartera del 5%. Por tipo de arrendatarios en centros comerciales, los de moda suponen el 27% del total, por delante de alimentación, con el 23%, hogar (17%) y entretenimiento (12%).

 

Por último, Lar España cerró los primeros tres meses de 2018 con una deuda financiera de 589,4 millones de euros.

 

La compañía cuenta actualmente con 30 activos inmobiliarios cuyo valor alcanza los 1.505 millones de euros, de los que 1.148 millones corresponden a centros comerciales, situados en Madrid, Toledo, Baleares, La Rioja, Navarra, Vigo, Valencia, Sevilla, Alicante, Lugo, León, Vizcaya, Guipúzcoa, Palencia, Albacete y Barcelona; 85 millones a edificios de oficinas, 87 millones a activos logísticos y 185 millones a promociones en desarrollo.

 

El presidente de la socimi, José Luis del Valle, señaló que estos resultados “confirman que vamos por el buen camino en la ejecución del plan de negocio anunciado hace unos meses, con un protagonismo cada vez mayor de los activos comerciales”.