Política Sectores

La subida de precios del teléfono, la gasolina y la electricidad elevan una décima el IPC, hasta el -0,6%

El índice encadena ya diez meses en negativo pese al incremento en la tasa interanual

El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en abril un 0,9 por ciento y elevó su tasa interanual una décima, hasta el -0,6 por ciento, según ha informado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se trata de su tercer ascenso consecutivo, tras las subidas experimentadas en febrero y marzo, que ha sido motivado por el incremento de los precios en comunicaciones, transporte y vivienda.

En el caso de las primeras, la estabilidad en los precios de los servicios telefónicos frente a la bajada experimentada en abril  de 2014 ha dejado una variación del -3,5 por ciento, más de un punto superior a la de marzo. Por su parte, transporte presenta un descenso del 3,4 por ciento, una décima por encima a la del mes anterior debido, fundamentalmente, al aumento de los precios de los carburantes y lubricantes, mayor que el registrado el año pasado. En cuanto a vivienda, cuya variación anual se incrementa en una décima hasta el -1,9 por ciento, destaca la subida de los precios de la electricidad.

No obstante, a pesar del incremento de la tasa anual del IPC general, cabe destacar la bajada en los precios de ocio y cultura (con una variación del -1,3 por ciento) y hostelería (con una tasa del 0,6 por ciento) debido a la menor subida respecto al año pasado de los precios de viajes organizados y de hoteles y otros alojamientos.

De este modo, el IPC encadena ya diez meses en negativo, una tendencia que es contraria a la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos), que alcanza su cuarto mes en positivo y aumenta una décima, hasta el 0,3 por ciento, situándose casi un punto por encima del IPC general.

Respecto a la tasa mensual de abril, se sitúa en el 0,9 por ciento y se incrementa tres décimas en relación al mes anterior. En este sentido, el índice suma ya tres meses en positivo debido a la repercusión de vestido y calzado, con un aumento del 10,6 por ciento; transporte, que se incrementa en un 0,6 por ciento; hoteles, cafés y restaurantes, que presenta una tasa del 0,7 por ciento  causada principalmente por el aumento de precios durante la Semana Santa, y ocio y cultura, cuya tasa crece un 0,5 por ciento. Por su parte, entre los grupos con repercusión negativa destacan alimentos y bebidas no alcohólicas, que registran una variación del -0,1 por ciento, como consecuencia del descenso de precios en las frutas frescas y en el pescado.

Aumento en cinco Comunidades Autónomas

La tasa anual del IPC general aumenta en cinco Comunidades Autónomas. El mayor incremento se registra en Islas Baleares (-0,2 por ciento), con una subida de dos décimas, seguida de Cataluña (-0,3 por ciento), Comunidad Valenciana (-0,5 por ciento), La Rioja (-0,5 por ciento) y Comunidad de Madrid (-0,5 por ciento).

Por su parte, Aragón (–0,9 por ciento), Cantabria (–1,0 por ciento), Extremadura (–1,0 por ciento), Comunidad Foral de Navarra (–0,7 por ciento), País Vasco (–0,5 por ciento) y Castilla–La Mancha (–1,2 por ciento), disminuyen sus tasas anuales una décima.